viernes, 12 de febrero de 2016

COMO SE HACE EL PAPE

El papel se fabrica con las fibras de celulosa que hay en la madera. Cuando esa fibra se utiliza por primera vez se llama fibra virgen y cuando a través del reciclaje la recuperamos y la volvemos a utilizar como materia prima para fabricación de papel la llamamos fibra reciclada. Pero en realidad se trata de la misma fibra en momentos diferentes de su ciclo de vida

LA CELULOSA

Partiendo de la madera, primero se separan las fibras (unidas por una especie de pegamento denominado lignina) “moliendo” la madera o disolviendo el pegamento con calor y productos químicos. Algo parecido a lo que hacen las avispas, que mastican la madera y hacen una pasta con la que construyen sus nidos de papel.

LA MÁQUINA DE HACER PAPEL

Para fabricar el papel, las fibras de celulosa -vírgenes o recicladas- se mezclan con agua en un gran recipiente llamado pulper, y esa mezcla pasa a la máquina papelera.

Resultado de imagen de FOTOGRAFIAS DE PULPER 

En la máquina, la mezcla de agua y fibras se coloca sobre una larga banda conducida por rodillos. A continuación se va retirando el agua por varios procedimientos: gravedad, vacío, presión y secado. Y finalmente obtenemos una enorme hoja de papel, que se enrolla para formar una bobina.

Resultado de imagen de fotografias fabrica de papel

Una moderna línea de producción de papel puede llegar a medir 200 metros de largo y ocupar un espacio tan grande como dos campos de fútbol. Tiene más potencia que 500 coches juntos. Tiene hasta 5.500 km de cables, 100 km de tuberías y cientos de válvulas. Es totalmente automática y se maneja con hasta 50 pantallas y teclados de ordenador. Cientos de sensores y escáneres de última generación se ocupan de los procesos de control.

 

EL RECICLAJE

Los productos papeleros, una vez utilizados, se recogen para reciclar a través de la recogida selectiva municipal(contenedor azul, puerta a puerta comercial y puntos limpios) y de la recogida  que realizan operadores privados en grandes superfícies de distribución, industrias, imprentas, etc.


Todo ese papel y cartón va a los almacenes de las empresas del sector de la recuperación donde recibe un tratamiento consistente en su clasificación, acondicionamiento y enfardado.

 

Finalmente, las fábricas papeleras compran ese papel y ese cartón y lo reciclan, utilizándolo como materia prima para fabricar papel y cartón reciclado.

El papel usado recuperado entra en la fábrica de papel por cintas transportadoras. Se mezcla con agua en el pulper y se agita. Las fibras de papel se separan de las grapas, plásticos... y pasan a la máquina papelera para convertirse en papel nuevo.

Consorcio del Reciclaje S.L.

España, ‘alumno aventajado’ europeo del reciclaje de papel

Según datos hechos públicos por Aspapel en su boletín informativo del mes de enero, España se mantiene, un año más, en el pódium europeo del reciclaje de papel, donde ocupa el tercer puesto, tras Alemania y a muy poca distancia de Francia. La industria papelera alemana, con 16,6 millones de toneladas, recupera el 35% del total de papel destinado a reciclaje que se utiliza en el entorno comunitario como materia prima, seguida de Francia, con 5,4 millones, y España, con 5,1.

De esta forma, los tres países reciclan conjuntamente el 57% de todo el papel usado que se utiliza en Europa como materia prima para fabricar papel nuevo, situándose España como el sexto productor de papel, tras Alemania, Suecia, Finlandia, Italia y Francia.

A nivel mundial, Europa, con un 72%, presenta la tasa más alta de recogida, seguida por Norteamérica, con una distancia de 8 puntos porcentuales. Por su parte, España, con un 71%, se coloca en la media europea.

Apunta Aspapel que, debido a que algunos papeles no entran en el ciclo del reciclaje, bien porque los guardamos (es el caso de los libros en las bibliotecas) o porque se deterioran o destruyen con su uso (el papel higiénico, por ejemplo), se estima que el potencial real de recogida de papel para reciclar está actualmente en torno al 85% del consumo, no en el 100%. En este contexto, asegura que alcanzar esa tasa del 85% supondría que todo papel susceptible de ser recogido para su reciclado entre en el circuito de recogida, todo un desafío.

TU PAPEL ES IMPORTANTE, 10 AÑOS EN VIGOR 

Uno de los objetivos estratégicos de Aspapel es promocionar el reciclaje de papel y cartón, de ahí la razón de ser de su proyecto “Tu papel es importante”, diseñado para contribuir a mejorar los índices de recuperación y reciclado de papel y cartón a través del impulso de la recogida de los contenedores azules y el desarrollo de fórmulas complementarias en áreas municipales con capacidad de mejora.

En este contexto, se realizaron experiencias piloto en hogares, pequeño comercio y oficinas, obteniendo datos técnicos relevantes sobre los parámetros del servicio, costes y resultados relativos a las cantidades recogidas. Dado su carácter innovador, el proyecto recibió en Bruselas, en 2007, el , concedido por el Consejo Europeo del Papel Recuperado, reconociendo así el compromiso de las autoridades locales y la incuestionable colaboración de los ciudadanos en esta iniciativa. A día de hoy se ha implantado de forma exitosa en otros países.

Desde 2005, Aspapel difunde estas experiencias a través del Programa “Tu papel 21”, un sistema de diagnóstico, implantación de mejoras y certificación de la recogida selectiva municipal de papel y cartón, sustentado en 21 indicadores y apoyado por modelos de participación social y comunicación, en línea con las directrices de la Agenda 21 local.

Son ya 31 los ayuntamientos certificados en nuestro país y más de 100 los que se encuentran en proceso de certificación e implantación de mejoras, dando cobertura a más de 24 millones de habitantes. De forma paralela, se ha creado una red de trabajo con los ayuntamientos y empresas del sector para el intercambio de experiencias, datos e in formación sobre recogida selectiva y reciclaje de papel y cartón.

bernature
Consorcio del Reciclaje, S.L.

Síguenos por email