lunes, 27 de julio de 2015

Las mil vidas del papel y el cartón

Es uno de los recursos más renovables, reciclables y biodegradables del mercado. Cuenta con los ratios de recogida y tratamiento más altos no sólo en el ámbito doméstico, sino también en el industrial. Es un material tan versátil que lo mismo se reutiliza de forma creativa, como base de arquitectura efímera, o incluso como residuo de compostaje. Es el papel y cartón y tiene, por lo que hemos comprobado, mil vidas.

El papel y el cartón es uno de los materiales más reciclados del mundo. La tasa de recuperación máxima teórica se encuentra en el 80-85% aunque las tasas de recogida reales se mueven en porcentajes en torno al 70% en países como Japón (74%), Estados Unidos (70%), o España (70,1%). Este dato nos sitúa a la cabeza del reciclaje de este material en Europa, sólo por detrás de Alemania, y se considera una muestra más del éxito del modelo circular de producción y consumo que se aplica en nuestro pais a este sector industrial.

Desde la extracción de la materia prima, pasando por su fabricación y elaboración hasta el final de su ciclo de vida, la industria española ha logrado conseguir un modelo casi perfecto. Así se consigue valorizar los residuos que se crean durante los procesos de producción y recuperar el material usado al final de su vida útil para conseguir introducirlo de nuevo en el mercado. A través de la recogida selectiva municipal (contenedores azules, recogida puerta a puerta del cartón comercial y puntos limpios) y en grandes superficies, industrias, imprentas, etc., se recuperan 4,3 millones de toneladas de papel y cartón para su posterior reciclaje. En su mayoría este material vuelve a las fabricas que lo utilizan como materia prima para producir de nuevo cajas, folios, libros, productos higiénicos y sanitarios. Otro porcentaje de material se utiliza cada vez más de forma creativa, pero de ello os hablaremos en un próximo post.

CÓMO SE VALORIZAN LOS RESIDUOS EN CADA ETAPA DEL CICLO DE VIDA DEL PAPEL Y CARTÓN

Durante el proceso de producción. La industria papelera española fabrica anualmente 2 millones de toneladas de celulosa y 6,2 millones de toneladas de papel. Durante este proceso, la industria consigue valorizar el 77% de los residuos de fabricación, que se destinan a usos de valorización energética, uso directo agrícola, compostaje y utilización en otras industrias.

Durante el proceso de transformación. Esta fase está muy marcada por la aplicación del ecodiseño, a través del cual se están consiguiendo productos más sostenibles que facilitan no sólo su posterior recuperación, sino que también dejan a un lado otros materiales menos naturales, renovables, reciclables y biodegradables. En la actualidad el Foro Económico Mundial ha elegido el sector del papel y cartón como el idóneo para desarrollar un programa global de normas de ecodiseño que aborden la mejora del rendimiento de los materiales tras procesos de reciclaje, la reducción de contaminantes fruto de aditivos químicos, tintas, etc. o los embalajes de varias capas que dificultan el posterior reciclado. Se trata de llegar a un conjunto de normas de ecodiseño universales y fáciles de aplicar, que puedan después marcar el camino para otros materiales.

En el final del ciclo de vida. A pesar de que los ratios de recuperación son muy altos, gracias a que la recogida en grandes superficies, imprenta e industrias en general está prácticamente optimizada, todavía queda un margen de mejora, fundamentalmente en el ámbito doméstico. Desde ASPAPEL consideran que la ciudadanía tiene que ser consciente de que para mantener no sólo la gran capacidad recicladora de la industria, sino el medioambiente, se debe promover y facilitar la información de que con un pequeño esfuerzo, los ratios de recuperación de papel y el cartón pueden llegar a los óptimos 80-85% de los que hablábamos al principio.

ALGUNOS DATOS CURIOSOS SOBRE EL RECICLAJE DE PAPEL Y CARTÓN EN ESPAÑA
  • Cada español consume 130 kilos de papel al año en más de 300 usos relacionados con la educación, la cultura, el arte, la comunicación, el comercio, la higiene, la sanidad.
  • De los 130 kilos consumidos, 96 kilos (el 74%) se recuperan para su reciclaje.
  • Reciclamos ocho de cada diez cajas de papel y cartón que utilizamos.
  • En España hay 102 empresas que se dedican al sector de la recuperación, que cada semana reciclan el equivalente a un gran estadio de fútbol lleno hasta arriba de papel y cartón.
bernature
Consorcio del Reciclaje,S.L.

lunes, 13 de julio de 2015

Lego busca una alternativa al plástico para las 60 mil millones de piezas que fabrica cada año

Para cumplir su meta, Lego está asociándose con universidades y organizaciones sin fines de lucro, invitando a otras compañías a unirse al centro de investigación (aún si la empresa no sea especialista en juguetería). En este año, Greenpeace lanzó un video donde exponía el peligro ambiental que resultaba de la asociación entre la empresa Shell y Lego. Se trataba de una llamada de atención para defender el Ártico en 2015, ya que la marca petrolera pretendía perforar el piso ártico para obtener esta materia orgánica de hidrocarburos insolubles en agua. Fue entonces que, en consecuencia, Lego decidió finalizar su asociación Shell, y así comenzar a revolucionar su empresa en relación con el medio ambiente.

Desde 1949, la empresa danesa Lego se ha dedicado a manufacturar piezas coloridas de plástico en forma de ladrillos y otras minifiguras, las cuales se llegaron a convertir en castillos inquebrantables, ciudades magníficas y hecatombes marítimas. Sin embargo, el uso de este plástico, con base en aceite, para la fabricación de estos juguetes ha provocado una serie de afectaciones en el medio ambiente. Alrededor de tres cuartas partes de la huella de carbono que produce Lego, proviene de la extracción y el refinamiento del uso del aceite en los juguetes.

Roar Trangbaek, cabeza de la prensa de Lego Group, explica que, ante la situación de riesgo del medio ambiente, parecería lógico que la empresa tuviera que encontrar una manera de reducir su huella ambiental: “Si observamos la huella de CO2 como una compañía, la mayor parte de nuestro impacto proviene de actividades offscreen – básicamente lo que sucede antes de que recibamos cualquier material crudo en nuestra fábrica.”

De modo que la compañía empezó a indagar las principales causas de su huella ecológica.

Y es que aunque Lego realizara otros proyectos ambientales, como invertir en una granja eólica para hacer uso de energía renovable en fábricas, la realidad es que no estaban generando ningún progreso sin analizar al plástico mismo. De modo que se plantearon el objetivo de encontrar una alternativa sustentable para el 2030, y para lograrlo, “se necesita invertir una cantidad significativa de dinero”.

Actualmente la empresa está asignando alrededor de 150 millones de dólares en un centro de nuevos materiales sustentables que abrirá en 2016, así como en otros 100 nuevos empleos dedicados específicamente a encontrar materiales nuevos para sus juegos y empaques.

De modo que, “los ladrillos clásicos tengan la misma apariencia visual y táctil cuando la empresa haga el cambio; el material seguirá siendo plástico, pero de algo que no sea de aceite.”

En la búsqueda de este tipo de materiales, Lego visualizó el reciclaje de algunos plásticos con base biosustentable: “El año pasado reciclamos el equivalente de 70 millones de ladrillos Lego, pero eso lo podemos realizar con nuestras fábricas dado que nos aseguramos que el producto todavía esté en condición de prístino.

Por ende no podemos comprometernos en la calidad ni en la seguridad del producto – es decir, no sabemos exactamente qué material estamos usando y qué contiene su interior. El reto con los materiales reciclados proveniente del exterior es que no sabemos sus ingredientes.”

Para cumplir su meta, Lego está asociándose con universidades y organizaciones sin fines de lucro, invitando a otras compañías a unirse al centro de investigación (aún si la empresa no sea especialista en juguetería):“Producimos 60 miles de millones de ladrillos Lego cada año, pero los ladrillos son pequeños, y el consumo total de plástico es pequeño. No podemos resolverlo solos. Esperamos poder inspirar a otros hacer lo mismo.”


bernature
Consorcio del Reciclaje, S.L.

Ferrovial gestionará los residuos de la mayor isla de Inglaterra por 300 millones


Ferrovial se ha adjudicado el contrato de prestación de servicios de recogida, recolección y tratamiento de residuos de la isla de Wight, la mayor de Inglaterra, durante un periodo de 25 años, según informó la empresa.

El contrato, por el que también competía Veolia, está valorado en unos 225 millones de libras (unos 315 millones de euros), según la prensa local.

Con este servicio, el grupo que preside Rafael del Pino refuerza su destacada actividad en Reino Unido, el primer mercado por ingresos del grupo, donde está presente tanto con sus división de servicios como con el resto de sus líneas de negocio.

Ferrovial ha quedado finalista (preferred bidder) en el concurso público promovido por el condado de la isla de Wight para contratar el servicio de recolección y tratamiento de todos sus residuos durante un periodo de 25 años. Con este contrato, la isla pretende aumentar la tasa de reciclaje y reducir la cantidad de residuos que son enviados en los vertederos.

En virtud del contrato, el grupo español, a través de su filial británica de servicios Amey, comenzará el próximo mes de noviembre a prestar servicios de recogida, tratamiento y eliminación de residuos domésticos y de materiales susceptibles de reciclaje. También se encargará de gestionar los puntos limpios de la isla y de los puntos de tratamiento y eliminación de residuos.

Ferrovial reemplazará de esta forma a la firma británica Biffa, que venía prestando este servicio en la isla británica desde 1997. Con este contrato, el grupo español refuerza la cartera de contratos de servicios ambientales y gestión de residuos con que cuenta en Reino Unido, donde recientemente ser adjudicó contratos para construir y gestionar nuevas instalaciones de tratamiento de residuos en North Yorkshire y Milton Keynes


bernature
Consorcio del Reciclaje, S.L.

Síguenos por email