lunes, 30 de septiembre de 2013

Mejoras en las instalaciones de puntos limpios

Los puntos limpios hacen una gran labor ambiental al acoger residuos que no pueden depositarse en contenedores convencionales, por contener sustancias peligrosas o ser de gran volumen. Sin embargo, diversos expertos y usuarios de los puntos limpios han señalado varios aspectos que estas instalaciones deberían mejorar para ofrecer un mejor servicio y lograr sus objetivos.

1. Aumento de la seguridad de las instalaciones

Matías Rodrigues, director general en España de la Plataforma Europea de Reciclado (ERP), asegura que "en los últimos meses se han incrementado los robos en los puntos limpios e incluso antes de que los residuos lleguen a estas instalaciones". Según este experto, "esto se debe a que las materias primas, en particular el acero, el aluminio y el cobre, han experimentado una subida del precio muy acusada, que se une a la mala situación económica del país".

Al tratarse de sustancias peligrosas, el robo de estos residuos puede provocar una contaminación grave del medio ambiente y pone en peligro la actividad recuperadora posterior. Por ello, el aumento de la seguridad de estas instalaciones es una de las medidas esenciales. 

2. Mejora del cumplimiento de la jerarquía de residuos

Los vertederos y las incineradoras deberían ser el último recurso para la eliminación de los residuos, pero en la práctica son más bien el primero. Ya que la directiva europea de residuos establece una jerarquía, por orden de mayor a menor importancia: prevención, reutilización, reciclaje, valorización y eliminación.
3. Aumento del número y acercamiento a los ciudadanos

Por lo general, los puntos limpios se encuentran un tanto alejados de los centros urbanos y aunque su uso es gratuito, los consumidores tienen que transportar sus residuos. Además, no todos los municipios disponen de este servicio. Por ello, sería conveniente aumentar su número tanto en núcleos urbanos como rurales.

Con la ayuda de los puntos limpios móviles, se pueden acercar a los ciudadanos estos camiones con contenedores especiales que recogen de manera selectiva y segura dichos residuos peligrosos y voluminosos. Sus responsables realizan una ruta regular por el municipio y aparcan en zonas y horas establecidas.
4. Premiar el reciclaje y mejorar el trato a los usuarios

La educadora ambiental Marta Pietro Tarazaga señala que los puntos limpios, al menos en el municipio de Madrid que conoce y utiliza, "siempre ponen alguna traba a las personas que invierten su tiempo en ir a reciclar. Raro es que no vuelvas con algo que no dejan tirar. Y no hablo de cosas extrañísimas: el líquido de la batería de una moto o el cuarto cartucho de la impresora de casa (solo puedes tirar tres de una vez)".

Por ello, en la opinión de esta experta, los puntos limpios deberían recibir a los ciudadanos "con una actitud positiva y premiarles por su esfuerzo, en lugar de hacerles sentir como un estorbo y querer echarles cuanto antes".

5. Divulgación de los beneficios y más información

Las campañas de divulgación sobre los puntos limpios y sus beneficios ambientales, económicos y sociales a la sociedad, contribuirían a un aumento de su uso. La mejora de la información para resolver dudas también sería necesaria, como teléfonos de contacto o páginas web.

Pietro sostiene también que deberían ser los puntos de referencia para informar y formar en materia de reciclaje: "Habría que transformarlos en centros de educación ambiental sobre el medio urbano. Es donde al ciudadano le surgen todas las dudas sobre sus residuos y sería ideal ayudarle in situ a prevenir y reciclar su basura".
Ultiman los trabajos para instalar el servicio de reciclaje de residuos en el Puerto de Motril
La idea es que los residuos inorgánicos que se producen en el curso de la actividad pesquera, tanto los que se extraigan del mar, especialmente plásticos, como los originados a bordo, se almacenen en los pesqueros y sean transportados al puerto.
    
Los trabajos para instalar en el Puerto de Motril (Granada) un sistema de reciclaje de basura orgánica e inorgánica procedente de los barcos pesqueros y los que genera la propia dársena están casi finalizados y se prevé que el proyecto, pionero en España y en todo el Mediterráneo, arranque en unos días.
   La idea es que los residuos inorgánicos que se producen en el curso de la actividad pesquera, tanto los que se extraigan del mar, especialmente plásticos, como los originados a bordo, se almacenen en los pesqueros y sean transportados al puerto.
   Allí serán recogidos, clasificados y depositados en los contenedores de residuos correspondiente, cuya instalación se está ultimando estos días, según ha detallado a Europa Press el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Motril, Ignacio López.
   Serán precisamente los pescadores motrileños quienes impulsen esta iniciativa de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, a través del Grupo de Desarrollo Pesquero Granada-Motril, con la colaboración de la Cátedra Relex de la Universidad de Cádiz.
   El patrón de la Cofradía de Pescadores afirma que la flota de arrastre, compuesta por unas 17 embarcaciones, se muestra a favor de esta medida. "La pesca sostenible es por una parte el equilibrio entre la extracción y los recursos existentes y por otra el cuidado del medio marino, que, al fin y al cabo, es nuestro medio de vida", ha relatado.
   Según ha explicado, en una jornada de faena pesquera, cada barco de arrastre puede recoger del mar una media de diez kilos de residuos inorgánicos para su traslado al punto de reciclaje en el puerto.
   La pretensión es contabilizar diariamente los kilos de residuos que se vayan recogiendo, aportando datos como su localización y clase -envases, plásticos, residuos de la actividad agrícola-- de cara a hacer un estudio pormenorizado de la situación, a la vez que se limpian los caladeros.
   Este proyecto también tienen un componente de solidaridad, ya que los pescadores destinarán los descartes de la pesca --especies de bajo valor comercial-- al Banco de Alimentos.
 
 
Bernature
"el mundo en tus manos"

jueves, 26 de septiembre de 2013

Fundación Ecotic y Acema aúnan esfuerzos para el reciclaje de RAEE

 

Fundación Ecotic, Sistema Integrado de Gestión (SIG) de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), y la Asociación de Comerciantes de Electrodomésticos, Muebles de Cocina y Autónomos (Acema), han ampliado su acuerdo de colaboración para potenciar la adecuada recogida y gestión de este tipo de residuos entre sus asociados. El objetivo del mismo es facilitar a los adheridos a la Asociación, cuyo ámbito territorial se extiende en las Comunidades Autónomas de Galicia, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Madrid, la recogida de los RAEE generados en sus instalaciones fruto de su actividad comercial.
Con la firma del nuevo acuerdo, ambas entidades dan un paso más en las acciones específicas orientadas a lograr el compromiso del ámbito profesional en la adecuada gestión de los RAEE, con el objetivo de aumentar las cantidades de residuos recogidas, y sensibilizar a los profesionales del sector sobre la importancia de una adecuada gestión de los residuos para evitar su potencial impacto negativo sobre el medio ambiente y la salud de las personas.
Los responsables de Acema han destacado la calidad del servicio, la transparencia en la gestión y la extensa información aportada por el SIG como los elementos que han propiciado que la Asociación haya depositado su confianza en Fundación Ecotic para la gestión de los residuos de sus asociados. Por otra parte, Fundación Ecotic prevé un aumento del ratio de retorno de los residuos en las Comunidades Autónomas en las que Acema tiene implantación, gracias a la implicación de la entidad y de su amplia red de distribuidores. Además, ambas entidades han destacado que trabajarán conjuntamente en el desarrollo de numerosos proyectos orientados a incrementar las cantidades de RAEE recogidas, y mejorar los actuales sistemas adaptándolos a las necesidades específicas de los distintos tipos de residuos.
 
 
Bernature
"el mundo en tus manos"

España valoriza el 65% de los residuos de envase, embalaje y palé de madera en 2012

 

Fedemco-Ecoleño, apoyado por Ecoembes, ha analizado la situación de los residuos de envases, embalajes y palés de madera en España en 2012 respecto a los objetivos de reciclaje en vigor marcados por la Directiva 2004/12/CE para 2008: un 15% para la madera, y un 55% para el conjunto de materiales.
La tasa de valorización en 2012 ha sido del 65%, resultado de la relación porcentual entre las 230 mil toneladas valorizadas y las 352 mil toneladas que quedan como residuo en España. Un 58% corresponde a reciclaje material (204 mil toneladas), y un 8 % a valorización energética (26 mil toneladas).
La tasa de reciclaje aumenta 2 puntos porcentuales respecto al 2011 ya que a pesar de reducirse el volumen reciclado, la caída del volumen de residuo disponible hace que la capacidad instalada del sistema de reciclaje resulte más eficaz.
foto
Así, el volumen de residuo generado por las empresas en territorio español ha disminuido un 26% debido principalmente a un menor volumen total utilizado por las empresas usuarias (2%), un mayor volumen de envases y embalajes en exportación (2%) y un mayor volumen de reutilización a partir de los gestores de residuos y palet usado (20%).
De hecho, el sector recuperador de madera ha gestionado un 1% más de volumen de residuo de envase, embalaje y palé, ya que la tendencia entre los gestores se orienta hacia la reutilización de palet, debido a la caída de la demanda de productos reciclados, principalmente tablero aglomerado, así como de productos destinados a la valorización energética.
 
 
Bernature
"el mundo en tus manos"

martes, 17 de septiembre de 2013

¿Qué hacer con la Basura?
 
Por qué nos piden que se separe. Cuando la basura sucia se mezcla con la basura limpia y reciclable, todos los residuos se contaminan, causando malos olores y atrayendo bacterias y animales. Cuando separamos los residuos de nuestras casas, la basura sucia se reduce mucho por lo tanto los focos de malos olores se minimizan y ocupan mucho menos espacio en los rellenos sanitarios o vertederos de basura, mientras que la basura limpia y reciclable se utiliza para producir nuevos materiales usando muchos menos recursos y consumiendo mucha menos energía.
Cómo se debe separar realmente la basura. Como ciudadanos podemos hacer para minimizar la basura que se genera en nuestro país y los efectos de contaminación que produce.
Para saber cómo debemos separar la basura en nuestra casa primero debemos informarnos con nuestro municipio cuál es el tratamiento que se le da a la basura. En varias ciudades del país existen contratos con empresas como PASA, que recolecta la basura separada, procesa lo reciclable y lo no reciclable lo coloca en rellenos sanitarios para generar metano, un combustible sustentable, de modo que toda la basura se aprovecha.
En otras localidades del país los servicios de limpia recogen la basura y ellos separan una buena parte de lo reciclable, lo llevan a vender a los centros de reciclaje y los recolectores obtienen una ganancia por ello. Los residuos no reciclables simplemente los arrojan en tiraderos de basura a cielo abierto que contaminan el medio ambiente, el aire, el suelo y el agua de nuestras ciudades.
En algunos casos la situación es aún peor, simplemente recolectan toda la basura mezclada y la arrojan a los basureros, en algunos casos hay pepenadores que hurgan la basura y recuperan algunos materiales. Lo que ocasiona comunidades enteras que viven en la basura en condiciones insalubres.
Conociendo cuál es la situación de nuestra comunidad podemos saber cómo separar la basura en casa y qué hacer con ella.
Si en tu ciudad hay un servicio eficiente de recolección, separación y reciclaje de basura lo que debes hacer es separar la basura como sigue:

Acondiciona tres separaciones, una para los reciclables (botellas de plástico, latas de todo tipo, cartón y papel limpio y seco, madera, metales, tetrapack, vidrio, plásticos limpios y secos) otra para los residuos orgánicos crudos (frutas y verduras crudas, cáscaras de huevo, residuos de la cafetera, plantas secas y hojas del jardín. Nunca incluyas ningún alimento animal ni alimentos cocidos, ni excremento) residuos no reciclables (alimentos cocidos, desechos animales, papel de baño, servilletas usadas, excremento de perro, cosas echadas a perder, jeringas, algodón)
 
Separando la basura de esta forma ayudarás a cuidar el medio ambiente, recuerda que los grandes cambios empiezan en cada persona. No tiene por qué ser complicado, es sólo cuestión de buenos hábitos y conciencia ecológica.

separar-basura-casa-mexico-reciclaje


Bernature
"el mundo en tus manos"

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Ordenadores al reciclaje
 
ecologia-ordenadores

Por si alguien tenía duda, las computadoras pueden reciclarse. Cuando se busca reutilizar los ordenadores o aparatos de cómputo y se desmontan todas sus partes para su correcta clasificación es que se puede decir que ese aparato es candidato para ser reciclado.
Recordemos que las partes que componen a las computadoras están hechos de diversos materiales que de no estar bien tipificados pueden convertirse en severos contaminantes, como plomo, cadmio, mercurio, aluminio, silicio, hierro, cromo, isótopos radioactivos, estaño y plásticos.
Cabe decir, que no necesariamente se recicla una computadora solo cuando se separan sus piezas, también es posible cuando es otro usuario quien le sigue dando uso.
Dado que los avances en esta materia van a pasos agigantados, en el mundo se están tomando las medidas necesarias para tratar de evitar que los desechos se conviertan en una grave amenaza ambiental. Por eso, se están impulsando leyes que obliguen a las empresas y a los usuarios a que al momento de cambiar la vieja por una nueva, hagan el debido acto de reciclar. A principios de siglo, en el año 2001, en Georgia, E.U. se promulgo una ley que exigía a las agencias estatales administrar y vender excedentes de equipos, entre otras cuestiones, y autorizaba al Departamento de Calidad Ambiental a que regulara y/o prohibiera el desecho, en basureros de Arkansas, E.U. de equipos electrónicos e informáticos.
México, aun está muy atrasado en este asunto, no hay una cultura, legislaciones o campañas fuertes que orienten a los usuarios sobre como reciclar sus viejas computadoras. Pero, puede comenzarse conociendo las partes que pueden reciclarse y, que pueden ser como otras cosas, un dinerito extra a los bolsillos: el teclado, el vidrio del monitor, los cables, las baterías, el CD Rom, el cobre, los cartuchos y la caja de plástico, entre otros, pueden ser reutilizados.
Sin embargo, he de señalar que en el estado de Querétaro, hay una empresa que recicla, hasta la mínima parte de las computadoras, REMSA, es donde lleva a cabo tan importante labor y sobre esta les comentare en otra colaboración.
LO QUE DEBES SABER
- Desde hace varios años en EU una importante empresa fabricante de computadoras ofrece un programa de reciclaje de ordenadores obsoletos.
- El monitor de una computadora común puede tener más de 6% de plomo en peso.
- No solo las partes físicas pueden destruirse, también el disco duro, por razones de seguridad.
- Con el reciclaje de estos aparatos se reducen las emisiones de CO2
- Las donaciones son una importante forma de reciclar.
Punto ambiental: El proceso más recurrente para reciclar un aparato es la destrucción de su memoria o disco duro. Para reciclar primero hay que determinar que se busca hacer, desecharlo o donarlo. Para ambas hay que informarse, siempre existe una solución amigable con nuestro planeta.
 
 
Bernature
"el mundo en tus manos"

No olvides aportar tu granito de arena por nuestro planeta.
Lo que haces cuenta!!!
Somos mas de 7.000 millones de habitantes en este planeta, y el número sigue creciendo, ya que hay un aumento poblacional de 210.000 personas por día. Lo difícil es que producimos 1 kg de basura diaria, por lo que en un día se generan alrededor del mundo 6.500 toneladas de desechos en tan sólo un día. De éstos un amplio número de residuos no son biodegradables y el tiempo que transcurre hasta que podemos hablar de una descomposición al menos parcial puede ser muy prolongado, además de que muchas veces los residuos son altamente contaminantes.   5 años. Un trozo de chicle masticado se convierte en ese tiempo, por acción del oxígeno, en un material super duro que luego empieza a resquebrajarse hasta desaparecer. El chicle es una mezcla de gomas de resinas naturales, sintéticas, azúcar, aromatizantes y colorantes. Degradado, casi no deja rastro. Bueno pues si que desaparecen, pero 5 años son muchos años. La de chicles que se pueden escupir al suelo en 5 años, y de cuantos libros de familia nos podemos acordar en ese tiempo cuando pisamos de pleno uno de esos pegajosos residuos que nos pueden amargar la mañana.   10 años, ese es el tiempo que tarda la naturaleza en transformar una lata de refresco o de cerveza al estado de óxido de hierro. Por lo general, las latas tienen 210 micrones (Micrón, medida de longitud que equivale a la millonésima (10-6) parte del metro) de espesor de acero recubierto de barniz y de estaño. A la interperie, hacen falta mucha lluvia y humedad para que el óxido la cubra totalmente.   100 a 1.000 años, las botellas de plástico son las más rebeldes a la hora de transformarse. Al aire libre pierden su tonicidad, se fragmentan y se dispersan. Enterradas, duran más. La mayoría está hecha de tereftalato de polietileno (PET), un material duro de roer: los microorganismos no tienen mecanismos para atacarlos.   1.000 años, los vasos descartables de polipropileno contaminan menos que los de poliestireno -material de las cajitas de huevos-. Pero también tardan en transformarse. El plástico queda reducido a moléculas sintéticas; invisibles pero siempre presentes.   300 años, la mayoría de las muñecas articuladas son de plástico, de los que más tardan en desintegrarse. Los rayos ultravioletas del Sol sólo logran dividirlo en moléculas pequeñas. Ese proceso puede durar cientos de años, pero desaparecen de la faz de la Tierra.   200 años, las zapatillas están compuestas por cuero, tela, goma y, en algunos casos, espumas sintéticas. Por eso tienen varias etapas de degradación. Lo primero que desaparece son las partes de tela o cuero. Su interior no puede ser degradado: sólo se reduce.   1 a 2 años, bajo los rayos del Sol, una colilla con filtro puede demorar hasta dos años en desaparecer. El filtro es de acetato de celulosa y las bacterias del suelo, acostumbradas a combatir materia orgánica, no pueden atacarla de entrada. Si cae en el agua, la desintegración es más rápida, pero más contaminante.   4.000 años, la botella de vidrio, en cualquiera de sus formatos, es un objeto muy resistente. Aunque es frágil porque con una simple caída puede quebrarse, para los componentes naturales del suelo es una tarea titánica transformarla. Formada por arena y carbonatos de sodio y de calcio, es reciclable en un 100%.   30 años, los envases tetra-brik no son tan tóxicos como uno imagina. En realidad, el 75 % de su estructura es de a (celulosa), el 20 de polietileno puro de baja densidad y el 5 por ciento de aluminio. Lo que tarda más en degradarse es el aluminio. La celulosa, si está al aire libre, desaparece en poco más de 1 año.   150 años, Las bolsas de plástico, por causa de su mínimo espesor, pueden transformarse más rápido que una botella de ese material. Las bolsitas, en realidad, están hechas de polietileno de baja densidad. La naturaleza suele entablar una “batalla” dura contra ese elemento. Y por lo general, pierde.   30 años, es uno de los elementos más polémicos de los desechos domiciliarios. Primero porque al ser un aerosol, salvo especificación contraria, ya es un agente contaminante por sus CFC (clorofluorocarbonos). Por lo demás, su estructura metálica lo hace resistente a la degradación natural. El primer paso es la oxidación.   Más de 100 años, los corchos de plástico están hechos de polipropileno, el mismo material de las pajitas y envases de yogur. Se puede reciclar más fácil que las botellas de agua mineral (que son de PVC, cloruro de polivinilo) y las que son de PET (tereftalato de polietileno).   30 años, la aleación metálica que forma las tapitas de botellas puede parecer candidata a una degradación rápida porque tiene poco espesor. Pero no es así. Primero se oxidan y poco a poco su parte de acero va perdiendo resistencia hasta dispersarse.   100 años, de acero y plástico, los mecheros se toman su tiempo para convertirse en otra cosa. El acero, expuesto al aire libre, comienza a dañarse y enmohecerse levemente después de 10 años. El plástico, en ese tiempo, ni pierde el color.


Bernature
"el mundo en tus manos" 

Reutilizar antes de reciclar: el caso de los libros de texto


Libros de texto reutilizados (izqda) y nuevos (dcha)
 
En España son estos días, cuando las vacaciones estivales finalizan, en los que la vuelta a nuestra rutina cotidiana se junta con otro acontecimiento que inunda las vidas de las familias con hijos en edad escolar. Os hemos dado pistas, es la vuelta al cole!! Se habla de la cuesta de enero, pero no perdamos de vista la cuesta de septiembre.
Hablamos de rutina cotidiana, pero en un contexto económico difícil como el actual, quizás de rutina podemos hablar solo los privilegiados. Cada vez son más las familias que tienen serias dificultades para afrontar los gastos del inicio del curso escolar. Y las ayudas oficiales cada vez son más escasas.
Una parte importante de los gastos escolares son los debidos a los libros de texto. Hace unos meses tratamos el asunto de los libros de texto y el consumo responsable en ecointeligencia con muy buena acogida. Aunque la problemática que tocamos se refiere a España, algunos de vosotros nos habéis comentado que sucede en otros países.
Estamos frente a un problema de eficacia y lo tratamos como si fuera cuestión de eficiencia, de mejorar el sistema optimizando el uso de los recursos
No, lo que está mal es el sistema, que no cumple los objetivos principales y, por lo tanto, no es el eficaz
Entre las propuestas que se barajan para llevar el consumo responsable a mundo de los libros de texto es la creación de bancos de libros que, de una forma organizada, posibiliten la reutilización de este material de gran valor.
Cuando hablamos de reutilización nos referimos a que los libros puedan ser utilizados por más de un alumno en varios años. Es decir, que los libros se puedan heredar de niño a niño tal y como pasaba cuando nosotros éramos niños.
A menudo pasa que se utilizan indistintamente los términos reutilizar y reciclar. Según la RAE, se entiende por reciclar someter un material usado a un proceso para que se pueda volver a utilizar. Si hablamos del material intelectual del libro, que mejor manera de reciclarlo que mediante la reutilización del mismo. Si hablamos del principal material físico de un libro, el papel, la posibilidad de volver a usarlo pasaría por su reciclaje.
Reciclar es un buen hábito, no lo vamos a negar a estas alturas, pero a menudo nos sirve para calmar nuestras conciencias y poco más. Nuestra conciencia ecológica debe crecer y el reciclaje debe actuar de germen o catalizador de nuestra ecointeligencia. Como dicen McDonough y Braungart, el reciclaje está ligado con la ecoeficiencia y no siempre lo menos malo es bueno.
Y depositar los libros de texto en un contenedor azul de papel ¿puede ser no ser bueno? Si la alternativa es tirarlos al contenedor de basura convencional o incinerarlos, sin duda es preferible dejarlos donde se pueda tratar adecuadamente el residuo. Pero debe ser el último camino que debe recorrer el libro, cuando esté inservible por su uso o evidentemente desfasado en sus contenidos.
Hay dos cuestiones más relacionadas con el reciclaje del papel de los libros. La primera es que el papel de los libros de texto es un papel satinado que requiere un tratamiento separado para su reciclado, ya que para lograr ese brillo se utiliza frecuentemente un sellador ultravioleta, que además de requerir el uso de una considerable cantidad de energía, convierte este tipo papel en uno difícil de reciclar.
 
Reciclaje de coches fuera de uso
 
La segunda es una cuestión relacionada con la valorización del papel. Al tratarlo como un residuo este pierde casi todo su valor. Pongamos un ejemplo, los libros de un escolar que están valorados en 300€ y pesan en su conjunto 8 kilos, nuevo valor a precio de papel usado (pongamos, unos 40 €/tonelada) sería de 32 céntimos de euro. Sería como valorar los automóviles de segunda mano en buen uso al precio de chatarra. Todo un desperdicio económico que no beneficia al medio ambiente.
Esta es la idea:
 

 
Nuestra intención con estas reflexiones es participar en un cambio de paradigma en lo relacionado con los libros de texto en España. Este cambio debe ser responsable y ligado al pago por el uso y no al de la propiedad del libros, es decir, se debe acercar a los postulados del consumo colaborativo.
 
Si tienes hijos escolares, ¿cuántos libros has podido reutilizar este año?
 
 
Bernature
"el mundo en tus manos"
  

Más de 6.000 millones de latas de bebidas recicladas en 2012
Así, los datos de 2012 apuntan a que este es el envase más reciclado tanto en España como en el resto del mundo y añaden que España se ha alcanzado el 86,4. 
Los españoles reciclaron nueve de cada diez latas en España en 2012, lo que representa una cifra total de 6.000 millones de unidades,  según un informe de la Asociación Española de Latas de Bebidas.
   Así, los datos de 2012 apuntan a que este es el envase más reciclado tanto en España como en el resto del mundo y añaden que España se ha alcanzado el 86,4 por ciento de tasa de reciclado, superando la media europea, que se sitúa en el 65 por ciento.
   Además, de acuerdo a datos de Ecoacero, en 2012 se recicló un 89,4 por ciento de los envases de acero y, de acuerdo con ARPAL (la patronal del aluminio), el 65,3 por ciento de las latas de bebidas de aluminio.
   La asociación destaca que después de 80 años de avances tecnológicos, la lata se mantiene como líder para el consumo individual de bebidas en el hogar de países desarrollados.
   El informe añade que las latas se han posicionado como el envase más reciclado en todos los países donde hay estadísticas de reciclado y la organización atribuye el la "exitosa" cuota de reciclado a la "correcta práctica" de los ciudadanos españoles.
   La Asociación de Latas de Bebidas considera en su informe que el sistema integrado de gestión actual (el del contenedor amarillo) es el más adecuado y de menor coste para el ciudadano y asegura que el reciclado mediante el sistema de depósito y devolución de envases (SDDR) costaría 30 veces más que lo que cuesta ahora para obtener sensiblemente los mismos resultados, por lo que considera que dicho sistema es "inútil".
   Al mismo tiempo, el informe señala que la producción de latas de bebidas ha reducido significativamente el consumo de materias primas y energía y, así, su impacto sobre el medio ambiente y la producción de residuos. El peso medio ponderado de una lata se ha reducido el 40% en España desde que se inició la producción en 1981.
   En España el 75 por ciento de los productos de acero y cerca del 50 por ciento de los productos de aluminio que se fabrican, utilizan productos usados como materia prima.
 
 
Bernature
"el mundo en tus manos"


viernes, 6 de septiembre de 2013

Dos nuevas calderas de biomasa darán energía sostenible a alrededor de 180 viviendas en Zaragoza

 Cinco comunidades de vecinos del centro de Zaragoza han sustituido sus tres calderas de gasóleo por dos de biomasa, convirtiéndose, así, en la mayor potencia térmica para uso residencial en Aragón. Alrededor de 180 viviendas ahorrarán en su coste energético y fomentarán el cuidado del medio ambiente.
Ángela Puértolas Moliner

Cinco comunidades de vecinos se han lanzado en este proyecto
Zaragoza.- La instalación de biomasa de mayor potencia térmica para uso residencial en Aragón ha sido inaugurada este lunes en el centro de Zaragoza por la directora general de Energía y Minas, Marina Sevilla, y por el presidente del grupo Cerveró y de Gesenergía y Savia Energía de Aragón, Josep Cerveró. La instalación, promovida por la Empresa de Servicios Energéticos Gesenergia, se encuentra ubicada en un edificio del centro de la ciudad, junto a la Puerta del Carmen, y su finalidad es dar servicio de calefacción y ACS a cinco edificios localizados entre las calles Hernán Cortes, Madre Sacramento y Elvira Hidalgo que albergan alrededor de 180 viviendas.
La gestión integral de la instalación, realizada por la empresa especializada Savia Energía de Aragón, ha consistido en la sustitución de las tres calderas de gasóleo existentes por dos calderas de biomasa de 1000 kW cada una y el resto de equipos complementarios, como son el silo de almacenamiento, los sistemas de evacuación de humos y la distribución neumática de astilla, sistema pionero en Aragón por su gran complejidad e innovación.
La directora general ha hablado de Zaragoza como ciudad de referencia gracias a la instalación de estas calderas, algo que se seguirá potenciando, según ha afirmado, desde el Gobierno de Aragón. “Cuando una familia pone la calefacción no sólo está ahorrando energéticamente, sino que también está fomentando la limpieza de los bosques”, ha matizado. Según Marina Sevilla es una apuesta de estas cinco comunidades por la energía renovable, el ahorro de costes, unas instalaciones modernas y el "guiño medioambiental".
Esta empresa de servicios energéticos ha adelantado una inversión de aproximadamente 280.000 euros, cantidad que amortizará a través de los ahorros que obtendrán estas comunidades de vecinos a partir de ahora. Es decir, la iniciativa privada adelanta el dinero y lo recupera después.
Entre los beneficios obtenidos por la comunidad de propietarios destaca la utilización de un combustible sostenible, tanto a nivel económico como medioambiental. Además, mejora considerablemente la calificación energética de las viviendas elevando en algunos casos su etiqueta energética hasta la A. La instalación, a través del Fondo del Carbono para una Energía Sostenible (FES-CO2), formará parte de los Proyectos Clima que permitirá la venta de derechos de emisiones de CO2 por una cuantía superior a 700 toneladas al año, que es el valor de las emisiones que está previsto reducir.
El grupo inversor ha matizado que el petróleo, además de ser muy contaminante, ha aumentado su coste. Asimismo, países como Alemania llevan 40 años siendo un referente en eficiencia energética, ha explicado Cerveró.
“Los vecinos no tienen que poner dinero, es nuevo, legalizado, contamina menos y ahorra dinero”, ha comentado Josep Cerveró quien, además, ha adelantado que en el próximo congreso de las Empresas de Servicios Energéticos se presentará este proyecto como ejemplo a nivel español, ya que supone un ahorro del 50% y un rendimiento del 90%.



Bernature
"el mundo en tus manos"

Una bolsa de tela, 1.000 bolsas de plástico menos

 
 


 
Las bolsas de plástico de un solo uso representan un grave problema, no solo para el medio ambiente, sino para las personas.
¿Conoces la isla de plásticos del Pacífico? Tiene una superficie mayor que la de España con 1.400 millones de km2. Esto afecta a toda la fauna y flora del océano, pero también a todas las personas que viven en la zona y basan su dieta en la pesca.
Está claro que las bolsas de plástico son un símbolo de la incultura de "usar y tirar" en la que vivimos inmersos. Podemos decir que no se puede evitar o bien podemos tomar las riendas y asumir que tenemos un gran poder cambiar las cosas. En este sentido y en otros. Pero siempre hay que empezar y poco a poco ir introduciendo más cambios, que nos hagan sentirnos conscientes y responsables de cada uno de nuestros hábitos.
Te proponemos sencillas alternativas para evitar las bolsas de plástico de un solo uso:
Lleva siempre a mano una bolsa de tela plegable. Ocupan poco y son muy resistentes para tus compras espontáneas de cada día.
Cuando vayas a hacer una compra grande llévate el carrito de la compra (mucho mejor para tu espalda que las bolsas), o bolsas grandes de rafia, o una mochila...hay muchas opciones para todos los gustos.
Para pequeñas compras, como las de la farmacia, unos bolis, un libro, es común coger la bolsa que te dan, y meterla en el bolso o mochila. ¿Realmente necesitas esa bolsa? Seguramente puedas decirle que no al comerciante.
Usa el sentido común. Los sistemas de transporte reutilizables son más cómodos, bonitos y ecológicos, además de baratos económicamente y para nuestro medio ambiente.Al llegar a casa los vacías, y vuelves a tenerlos disponibles sin aumentar tu generación de residuos!
 
 
Bernature
"el mundo en tus manos"

miércoles, 4 de septiembre de 2013

¿Sabes cuál es el material más reciclable y uno de los más reciclados del mundo?

Lo conocemos fundamentalmente por ser un material muy utilizado en la construcción o en el sector de los transportes, sin embargo en nuestros hogares lo encontramos en las latas de refrescos que bebemos, en los blísters de los medicamentos que nos tomamos, o en los envases de comida que comemos. La próxima vez que te encuentres delante de la tapa de papel de aluminio de un yogur piensa que tienes delante a uno de los materiales más reciclables del mundo. Sigue leyendo si quieres saber qué queremos decir con esto.
El 75% de todo el aluminio que se ha fabricado desde hace más de 125 años (700 millones de toneladas aproximadamente) se encuentra todavía en uso gracias al reciclado. Y esto es así, porque cualquier producto de aluminio puede ser reciclado infinitas veces sin perder sus propiedades. Te preguntarás cómo puede ser. Y la respuesta está no sólo en la conciencia social de la gente, en los canales de recuperación que existen para este material, sino también en el hecho de que el proceso de recuperación es bastante sencillo y está técnica y económicamente resuelto.


Un operario con martillo hidraúlico se dispone a "sacar partido" de una lata de refresco.

¿Cómo se recupera?
Quizás el aluminio, por la diversidad de aplicaciones domésticas que tiene, no sea uno de los residuos más fáciles de clasificar para su reciclaje en el entorno doméstico. Por poner un ejemplo de lo que hablamos y centrándonos en el sistema de recogida de residuos implantado en la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona:
  • El aluminio de los envases de medicamentos (blisters, etc.) debemos entregarlo en las farmacias o en los puntos SIGRE.
  • Las latas de refrescos o conservas, envases de cartón forrados, envases de comida preparada o de alimento de mascotas, botes o las tapas de yogur, deben ir al contenedor de envases.
  • El papel de aluminio que se utiliza por ejemplo en  los envoltorios de mantequilla, tapas de yogures, envoltorios de quesitos, preferiblemente lavados y limpios,  al contenedor de materia orgánica y resto.
  • Residuos voluminosos o RAEE’s que puedan contener elementos alumínicos, al Punto Limpio.
En definitiva, diferentes tipos de recogida, en el ámbito doméstico, para un mismo material. Y esto sin olvidarnos  del aluminio recuperado en el ámbito industrial, donde los sectores de la construcción, del transporte, la química, etc. copan también altas tasas de utilización.
Con todo, el ciclo del reciclado de aluminio empieza incluso antes del final de la vida útil de los residuos y de justo después de su producción como material, ya que los recortes y restos de este proceso industrial se recuperan y reciclan directamente.

El proceso de reciclado del aluminio resumido en tres imagenes.

Una vez que el aluminio, sea por el canal que sea (recuperadores tradicionales, plantas de selección y compostaje, recuperaciones complementarias y valorización energética), llega a la planta de reciclado (IMAGEN IZQ.), el primer paso es separar el aluminio de otros metales y elementos que puedan contaminarlo mediante diversos métodos: manualmente, separadores magnéticos, Separadores por Corrientes de Foucault, etc. (IMAGEN CENTRAL). Una vez eliminadas todas las impurezas el aluminio, éste es prensado, embalado y enviado a fundición. Posteriormente se traslada a plantas específicas para su refabricación. Finalmente, el fundidor o refinador lo convierte en lingotes, tochos, productos de desoxidación, etc (IMAGEN DCHA) que serán utilizados para crear nuevos productos destinados al consumo humano o industrial.
El sistema de recuperación del aluminio consigue que de las 5,2 millones de toneladas de material que se produce al año en Europa, 1,9 millones de toneladas sean recicladas. En España y según los últimos datos ofrecidos por la Asociación para el Reciclado de Productos de Aluminio (ARPAL), en 2012 se recogieron más de 18.000 toneladas sólo de envases de aluminio, que en porcentaje de tasa de recuperación, supone un 40,5% ( frente al 50% europeo). En otros sectores, las tasas de reciclaje europeo son más altas: el 85% en construcción y el 95% en transporte.
En cualquier caso, son unos datos muy importantes que ponen de manifiesto el valor de las acciones y actuaciones de la Industria Europea del Alumnio por favorecer la sostenibilidad del tercer material más común de la corteza terrestre y más reciclable. En España, la asociación ARPAL es la encargada de promover iniciativas y actividades para fomentar y extender en España el hábito de recoger y reciclar productos de aluminio disminuyendo así la extracción de la materia prima, el mineral bauxita, y contribuyendo al ahorro de energía. Una labor que le ha valido numerosos reconocimientos. El último de ellos el Premio Madre Tierra, un prestigioso galardón en España que reconoce la labor realizada en pro del reciclaje y la recuperación, por su labor de desarrollo de la sociedad del reciclado.
Desde iniciativas domésticas como el Juego del Papel de aluminio para reconocer elementos que lo contienen en el hogar; a acciones más globales y transversales como la promovida por la Asociación Europea de Papel de Aluminio (EAFA) para el reciclaje de tapones de rosca de aluminio o acciones de la industria, como la reducción en los últimos 16 años del grosor del papel de aluminio (actualmente llega a medir la décima parte de un cabello humano) y del peso de las latas de bebida (15% menos de peso) están consiguiendo no sólo gestionar mejor los recursos naturales sino reducir hasta un 95% menos el consumo de energía necesario para la producción primaria del aluminio.
Con todos estos datos, ¿qué vida útil estás dispuesto a dar al próximo envase de comida preparada que entre en tu frigorífico: seis meses o toda una vida? Está en tus manos.


Bernature
"el mundo en tus manos"
Reciclar conocimientos en legislación ambiental, un requisito imprescindible para profesionales
Dentro del derecho la parte correspondiente a la legislación de medio ambiente, debido al rápido avance del conocimiento, es una de las ramas que más varía en cortos periodos de tiempo.
Un buen "reciclaje" en legislación ambiental es un factor ineludible para todos los profesionales que desempeñan su labor en el campo del medio ambiente.

Dentro del derecho la parte correspondiente a la legislación de medio ambiente, debido al rápido avance del conocimiento, es una de las ramas que más varía en cortos periodos de tiempo.
Aun para los profesionales que desarrollan sus labores en el campo del medio ambiente, resulta complicado estar "al día" de la evolución que ha ido sufriendo la normativa en este campo.
Las herramientas de actualización de bases de datos de legislación ayudan a mantenerse informado pero si no se dedica cierto tiempo al análisis de los cambios que se han producido puede llevarnos a tener una idea obsoleta de los requerimientos legislativos actuales.
Los consultores de NetEnvira trabajan diariamente en el estudio de esta normativa y sus implicaciones para las empresas, lo cual les permite conocer las dificultades que tienen los profesionales para sacar tiempo de su trabajo y dedicarlo a este aspecto.
Por ese motivo, este año, han decidido aplicar sus conocimientos en un minucioso curso de legislación ambiental que se impartirá el 26 de septiembre en Asturias y el 1 de octubre en Madrid.
Entre los objetivos que se persiguen con este curso está que el alumno tenga unos conceptos claros de la normativa en materia ambiental (existente y actual) de modo que adquiera los conocimientos necesarios para llevar a cabo la gestión de requisitos legales con éxito dentro de su organización.
Es un curso totalmente actualizado a la realidad de las empresas y se impartirá a un reducido número de personas para garantizar la calidad de los temas que se desarrollarán.
 
 
Bernature
"el mundo en tus manos"

martes, 3 de septiembre de 2013

¿Qué significa biodegradable?


 
Muchas veces hemos visto la palabra ‘biodegradable’ en un envase o bolsa de algún producto, o la hemos oído en un anuncio, pero ¿sabemos bien qué significa?
 
La palabra ‘biodegradación’ deriva etimológicamente del griego ‘bio’ (vida) más ‘degradar’ más el sufijo ‘-able’ (del latín -bile,capacidad para).
Que un material sea biodegradable significa que puede descomponerse en elementos químicos naturales por la acción de microorganismos (principalmente bacterias), y esos elementos químicos pueden ser reabsorbidos de nuevo por la naturaleza.

De esta manera, la biodegradación se puede emplear para la eliminación de contaminantes como los desechos orgánicos urbanos, papel, etc. Pero es un proceso complicado ya que dichos desechos pueden estar mezclados con otros compuestos como los metales pesados que dificultan mucho la biodegradación. Se dice que un material es no biodegradable cuando el tiempo que necesita para degradarse es extremadamente largo o supera la capacidad de los organismos descomponedores para procesarlos. La protección del medio ambiente requiere de la utilización de materiales biodegradables, con lo que hoy en día se trata de fabricar productos más biodegradables. Sin embargo existe una gran cantidad que no lo son. Estos son algunos ejemplos de lo que tardan en biodegradarse algunas materias: 
  •  Cáscara de plátano: de 2 a 10 días
  •  Pañuelos hechos de algodón: de 1 a 5 meses
  •  Papel: de 2 a 5 meses
  •  Cáscara de naranja: unos 6 meses
  •  Cuerda: de 3 a 14 meses
  •  Calcetines de lana: de 1 a 5 años
  •  Tetra Bricks: unos 5 años
  •  Filtros de cigarrillos: de 1 a 12 años
  •  Zapatos de cuero: de 25 a 40 años
  •  Telas de nailon: de 30 a 40 años
  •  Vasos desechables de poliestireno: de 1 a 100 cien años
  •  Anillas de plástico (de paquetes de latas de aluminio): unos 450 años
  •  botella de vidrio: cerca de 4000 años
 Viendo estos datos, podemos ver la importancia de reciclar principalmente los plásticos y el vidrio. Según el Instituto Tecnológico del Plástico (Aimplas), sólo en España se consumen cerca de 5 millones de toneladas de plástico anuales, de las cuales únicamente se consiguen reciclar unas 700.000, quedando el resto depositado en vertederos.
Aunque una mejor solución sería utilizar cada vez más materiales biodegradables como los bioplásticos.

 
Bernature
"el mundo en tus manos"
 
PUBLICIDAD
8.659 toneladas de aceite industrial usado han sido recuperadas en Galicia durante 2012
Galicia consume de media anual unas 23.000 toneladas de aceites industriales, siendo actualmente la séptima comunidad española con mayor consumo.
•   Los aceites usados recuperados fueron 100 % valorizados y destinados a distintos procesos de tratamiento, evitando su incidencia ambiental.
•    Gracias a la regeneración de 3.804 toneladas de los aceites usados recuperados se evitó la emisión a la atmósfera de 11.411 toneladas de CO2, la cantidad que absorbe un bosque de 2.156 hectáreas en un año.
•    Otras 4.856 toneladas fueron valorizadas energéticamente, produciendo energía equivalente al consumo anual de cerca de 14.000 hogares españoles.
Galicia consume de media anual unas 23.000 toneladas de aceites industriales, siendo actualmente la séptima comunidad española con mayor consumo. Concretamente, es en el sector de automoción donde se da el mayor consumo en esta comunidad, con más del 60 % del total comercializado, y es que a nivel nacional es la sexta comunidad con mayor número de vehículos —44.402 vehículos en 2011, según la Dirección General de Tráfico— y la quinta en número de talleres de mantenimiento y reparación de vehículos —2.954 en 2012, según el Instituto Nacional de Estadística. En cuanto a la procedencia de estos aceites, son mayoritariamente de fabricación nacional, con cerca del 90 % del total puesto en el mercado gallego.
El consumo de estos aceites, tanto en los vehículos como en procesos y maquinarias industriales, viene generando de media anual unas 10.400 toneladas de aceites usados. Este residuo debe ser correctamente recuperado y gestionado ya que, de lo contrario, puede provocar graves daños medioambientales por su gran poder de contaminación. Su eliminación por incineración incontrolada o vertido afecta seriamente a la calidad del aire, así como al agua y al suelo. Sin embargo, si ha sido correctamente extraído y almacenado puede ser valorizado en su totalidad, aportando importantes beneficios medioambientales en cuanto al aprovechamiento de los recursos contenidos en el aceite usado, ya sean materiales o energéticos, suponiendo un importante ahorro de materias primas.
En España, SIGAUS es el sistema integrado de gestión (SIG) que se encarga de garantizar la recogida y el correcto tratamiento de los aceites industriales usados que se generan en todo el ámbito nacional. Durante 2012, el Sistema recuperó y gestionó en Galicia 8.659 toneladas de este residuo, una cantidad que equivale a la recogida de 35 toneladas diarias, o 4 camiones cisterna de tipo medio (con una capacidad de 10.000 litros) cada día del año.
 
 
Bernature
"el mundo en tus manos"

Síguenos por email