viernes, 28 de junio de 2013

Bernature 
Os desea, un buen fin de semana ....

"el mundo en tus manos"
 
 

Técnica para reciclar el yeso de los residuos de construcción y demolición


El proyecto IRCOW, financiado por la Comisión Europea, ha mejorado, entre otros logros, las capacidades de un sistema avanzado de tratamiento de residuos de construcción y demolición, que es capaz de detectar partículas de una determinada naturaleza, como el yeso, y separarlas del resto de material.

Las investigaciones desarrolladas por Tecnalia-Construcción demuestran, además, la viabilidad técnica del reciclado del yeso en una planta de tratamiento de RCDs del País Vasco, BTB Bizkaiko Txintxor Berziklategia, situada en la localidad vizcaína de Ortuella, que ya utiliza esta tecnología innovadora.

Las plantas de tratamiento de RCDs reciben escombro procedente de obras de reforma o demoliciones, y lo transforman en un nuevo producto: el árido reciclado, un material granular pétreo, similar al procedente de canteras, apto para rellenos varios, carreteras e incluso hormigones. Las trazas de yeso remanentes en estos áridos perjudican su calidad, por lo que es preciso separarlas del árido y constituyen un residuo de producción de las plantas.

El yeso es un material utilizado desde tiempos ancestrales y aún en plena vigencia con una característica muy particular, se puede reciclar una y otra vez para fabricar productos de yeso, sin reducir sus prestaciones. En Europa se instalan anualmente más de 1.600 millones de metros cuadrados de placa de yeso en interiores.

El problema ambiental reside en la mezcla del yeso con otros materiales. La tecnología de separación instalada en la planta BTB de Ortuella, desarrollada por TOMRA Sorting Gmbh (participante en el proyecto IRCOW), es muy eficaz detectando la presencia de yeso por infrarrojos. Debido al variado origen del yeso (elementos prefabricados de yeso, enlucidos de yeso, cielos rasos de escayola…), la muestra separada en BTB contiene desde partículas de yeso, aparentemente puro, hasta partículas en las que aparece pegado a otro material, como ladrillo u hormigón, con pinturas o con fibras de varias naturalezas. A pesar de la presencia de materiales distintos al yeso, se ha podido comprobar que la pureza de esta muestra (en términos de contenido total en fases de sulfato de calcio y agua) es superior al 80%. 

La técnica aplicada se basa en el mismo proceso que aplican los fabricantes de productos de yeso: deshidratación del yeso (para reconvertir el yeso endurecido, o sulfato cálcico dihidratado, en conglomerante a base de yeso, sulfato cálcico hemihidratado) y molienda, para obtener un polvo fino que, al ser mezclado con agua, sea moldeable durante un cierto tiempo, previo a su endurecimiento en la misma forma química inicial (sulfato cálcico dihidratado).

Se ha trabajado en formulaciones con sustituciones parciales y totales de yeso comercial por yeso reciclado y se ha podido constatar la viabilidad técnica del reciclado del yeso de RCDs, actualmente eliminado en vertedero, que podría reintroducirse en el proceso de fabricación de nuevos productos de yeso, cerrando el ciclo de vida de este material. Todo ello, además, gracias a una tecnología de separación avanzada que mejora la calidad de los áridos reciclados.
 
 
Bernature
"el mundo en tus manos"

miércoles, 26 de junio de 2013

Cuidado con la contaminación electromagnética
En el año 2011, el Consejo de Europa solicitó que se tomen medidas frente a la radiación. En esta petición se instó a los gobiernos a aplicar dos principios
    
En el Día mundial contra la contaminación electromagnética, Ben Magec – Ecologistas en Acción exige un control efectivo de las fuentes de emisión de radiaciones y la realización de estudios técnicos independientes, y propone recomendaciones a la ciudadanía para minimizar la exposición a las ondas.
En el año 2011, el Consejo de Europa solicitó que se tomen medidas frente a la radiación. En esta petición se instó a los gobiernos a aplicar dos principios: ALARA, que propone utilizar siempre la tecnología que emita radiación en los niveles más bajos posibles; y el principio de precaución, que invita a evitar los riesgos cuando existan dudas razonables sobre la inocuidad de una sustancia. Algunos de los efectos más reiterados por estudios científicos como el Informe Bioinitiative (2007), el Estudio Interphone (2010) y el Estudio Europeo Reflex (2004), e incluso de la Organización Mundial de la Salud (2011), entre otros muchos, son el cáncer (en múltiples formas), insomnio y cefaleas, enfermedades neurodegenerativas, infertilidad y otros problemas relacionados con el funcionamiento celular.
Conociendo la situación de proliferación sin control  de antenas de telefonía móvil y otras fuentes de emisión (WIFI, Bluetooth, etc.), la Federación ecologista alerta del estado de desamparo en la que se encuentra la ciudadanía, y exige un control efectivo por parte de las administraciones públicas.
Ben Magec-Ecologistas en Acción advierte de que “en muchos casos, las antenas de telefonía están emitiendo ondas muy por encima de los niveles legales permitidos, que ya de por sí son bastante laxos. Encima, no se está respetando siquiera el mínimo de distancia que, por ley, deberían tener estas antenas respecto a colegios y centros infantiles, hospitales y centros destinados a la tercera edad. Para colmo, muchas de estas antenas no cuentan siquiera con los permisos municipales mínimos. Sin embargo, pocas veces actúa la administración para eliminarlas”.
Por otra parte, la Federación exige que la administración, de cara a garantizar la salud pública, realice estudios científico-técnicos verdaderamente independientes de los intereses de las grandes corporaciones de las telecomunicaciones. “De esta manera” añaden “se podrá dilucidar efectivamente de qué manera afectan estas ondas a los seres vivos, aunque ya existen cientos de estudios avalados por científicos y técnicos independientes que certifican la influencia y sus consecuencias negativas”. Pero concluyen que “parece que el Parlamento de Canarias únicamente hace caso a los informes financiados por las grandes empresas con intereses en evitar cualquier veto normativo”.
Para la Federación ecologista, el principio de precaución también debería pasar por minimizar el uso de tecnologías tipo WIFI en colegios públicos, porque “aunque las ondas generadas por estos sistemas inalámbricos son muy débiles, el efecto acumulado de éstas sobre toda la contaminación electromagnética que nos rodea sí que puede dar lugar a patologías. Simplemente se trataría de sustituirlo por cables, tal y como han hecho desde hace años en Suecia o en muchos centros públicos de otros países como Canadá, Francia o Alemania”.


Bernature
"el mundo en tus manos"
 
 


Europa quiere reducir las emisiones de los coches

Europa quiere reducir las emisiones de los coches
Desde el 1 de enero de 2013, Irlanda ostenta la presidencia de la Unión Europea. Uno de sus objetivos es disminuir las emisiones de gases contaminantes procedentes de los coches. Para ello, ha anunciado un acuerdo entre el Parlamento Europeo y el Consejo Europeo que define las diferentes modalidades a las que se podrán acoger los fabricantes de automóviles. El objetivo es que ningún coche supere los 95 gramos de dióxido de carbono (CO2) por kilómetro.
Según el ministro irlandés de Medio Ambiente, Phil Hogan, el acuerdo busca un equilibrio entre los objetivos medioambientales y los criterios económicos. Es una forma de luchar contra el cambio climático y permitirá ahorrar a los consumidores. Además, impulsa la innovación y la competitividad en la industria automovilística de Europa y creará puestos de trabajo.

En definitiva, un importante impulso para lograr una economía competitiva con bajas emisiones de CO2. El acuerdo supone la creación de una herramienta llamada “supercréditos” que tienen el objetivo de animar a los fabricantes a que desarrollen tecnologías con emisiones de carbono muy reducidas. El objetivo, a más largo plazo, es reducir las emisiones durante toda la vida útil del vehículo.

El coche privado, un gran consumidor de energía

Lo cierto es que el uso del coche privado supone en Europa un gran gasto de energía, además de las emisiones que genera. La organización WWF pide, en este sentido, lograr ciudades más sostenibles. Según el grupo ecologista, el coche privado consume el 15% de toda la energía demandada en España. Además, el 40% de las emisiones derivadas del transporte proviene del tráfico urbano. Se debe reducir la cantidad de coches circulando por las ciudades. Para ello, no hay otro camino que fomentar el transporte público, así como impulsar el uso de la bicicleta o el ir a pie.
Europa quiere reducir las emisiones de los coches
Un menor uso del coche, no sólo reduce el consumo energético y disminuye las emisiones, sino que también reduce los tiempos de viaje y los atascos, lo que mejora el medio ambiente y la calidad de vida de los ciudadanos.
 
 
Bernature
"el mundo en tus manos"
 
 


martes, 25 de junio de 2013


  Qué hacer con mi vieja computadora?

 
 
Es fácil comprar una computadora. Lo que no resulta fácil es deponer responsablemente un ordenador fuera de uso; al menos, no hasta que se sepa cómo hacerlo.
Las computadoras y los componentes que hay en su interior contienen muchas sustancias dañinas para el medio ambiente, entre ellas plomo, mercurio y cadmio. Por esto, en muchas partes del mundo es simplemente ilegal arrojar ordenadores, pantallas, impresoras y otros componentes electrónicos al basurero normal. Aunque te cueste deshacerte de tu vieja computadora, vale la pena saber por anticipado qué opciones hay para eliminarla con seguridad. El primer lugar donde averiguar cómo deponer una vieja computadora debe ser la municipalidad o el centro de reciclaje local. Si no estás seguro de hallar un centro de reciclaje en tu vecindad, Google te puede ayudar. Simplemente, en la línea de búsqueda escribe “reciclaje” seguido del nombre de la ciudad en que habitas y Google dará toda una lista de datos dónde deponer de tu PC en desuso. Los fabricantes de computadoras saben ya que es buen negocio ofrecer algún tipo de servicio de reciclaje, y así lo hace la mayoría de las grandes marcas. Después de todo, el ayudar al cliente a deshacerse de un ordenador viejo puede abrir la puerta para venderle uno nuevo. De manera que, si necesitas deshacerte de tu viejo equipo, no tienes más que mirar la etiqueta de tu actual PC. Dell, por ejemplo, ofrece varios programas de reciclaje, según sea su ubicación. La oferta, no obstante, no es válida en todos los países, y es conveniente informarse en las oficinas locales de la empresa. Uno de estos programas permite al usuario enviar su vieja PC a Dell para reciclar sus componentes sin costo. Otro programa, llamado “suceso de reciclaje” en determinadas ciudades, permite llevar computadoras o aparatos electrónicos -sean de Dell o no- a direcciones determinadas para que sean reciclados. Consulta en Google para averiguar la política de reciclaje de Dell en tu zona. Toshiba desea no sólo facilitar el reciclaje, sino también, según afirma, hacerlo potencialmente lucrativo bajo la consigna “reduce, reutiliza y recicla”. Su programa de reciclaje en algunas partes de Estados Unidos da al cliente un crédito a cambio de la compra de una nueva computadora, sin importar si el viejo equipo procede de Toshiba. Apple acepta también a sus clientes la devolución gratuita de equipo viejo, ofreciendo también un crédito para la compra de un equipo nuevo. Este programa varía según el país. El reciclaje de computadoras implica literalmente la destrucción de los equipos. Y esto es una pena si están aún en condiciones de funcionar, en especial cuando en el mundo hay tantas personas que carecen todavía de acceso a un ordenador o a Internet. Es por esto que la donación de la vieja computadora es una mejor idea, además de ser más fácil. La norma es que si el PC tiene más de siete años, con seguridad debe ser reciclado. Si tiene menos de siete años, aún puede ser útil a alguien y no sería mala idea el donarlo. Tal como el reciclaje, una donación es más fácil cuando es dentro de la localidad vives, y una simple búsqueda mediante Google con seguridad te permitirá hallar allí muchas organizaciones de beneficencia que aceptarán encantadas tu vieja computadora. Hay un par de cosas a tener en cuenta al regalar una vieja computadora. Primero, si es posible, incluir los discos originales con el software que vino instalado cuando se compró la máquina. Esos discos permitirán al favorecido con la donación instalar el software sin dificultades. Segundo, de igual importancia es asegurarse de haber quitado todos los datos personales de la computadora antes de dejarla en manos de otra persona. No basta con borrar archivos, ni siquiera el reformatear el disco duro. Se precisa de una herramienta de limpieza del disco, tal como Eraser para asegurarse de que nadie podrá por otros medios recuperar esos archivos. Una computadora es una máquina que consiste en diferentes valiosos recursos -metal, plástico y cobre, sólo para mencionar algunos- para cuya producción se ha debido emplear una gran cantidad de energía. Así, sea reciclando o donando, no sólo te deshaces de un equipo que ya no usas, sino que estarás haciendo también un favor al medio ambiente.


Bernature
"el mundo en tus manos"
 
 

La Generalitat Valenciana desarrolla el primer prototipo para reciclar pantallas de televisión y placas solares
Tejedo ha recordado que la conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente lidera el proyecto High Technology Waste Treatment (HTWT) de gestión integral de pantallas de LCD
 
La Comunitat Valenciana contará con el primer prototipo para reciclar pantallas de LCD y Plasma, y placas solares. Un prototipo que, en menos de tres meses estará construido e instalado en la planta de tratamiento de residuos electrónicos y eléctricos, según ha indicado el director general de Calidad Ambiental, Vicente Tejedo.
   Tejedo ha recordado que la conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente lidera el proyecto High Technology Waste Treatment (HTWT) de gestión integral de pantallas de LCD, plasmas y paneles solares fotovoltaicos fuera de uso que cuenta con un presupuesto superior a 1.367.000 del programa LIFE+, según una información facilitada por la conselleria a Europa Press.
   Un proyecto en el que también participan las fundaciones Intraeco y Finnovaregio, como socios difusores, así como GHE encargada del desarrollo del prototipo, la Fundación Ecotic como Sistema Integrado de Gestión encargado de proporcionar los residuos y Recytech Iberia como planta piloto del proyecto.
   La iniciativa tiene por objetivo la aplicación de un modelo de gestión integral para la recogida tratamiento de aparatos de cristal líquido (LCD) y pantallas de plasma al final de su vida útil. Por lo que desde que se comenzó, hace ahora 20 meses se ha trabajado en el desarrollo de un prototipo industrial para el tratamiento de estos materiales, así como la obtención de muestras para la realización de pruebas con el fin de conseguir nuevas aplicaciones a esos productos.
   Además, el director general ha indicado que el proyecto "da solución" al tratamiento de paneles solares fotovoltaicos fuera de uso para su "correcto reciclaje o reutilización", para obtener materias primas para la elaboración de nuevos productos. De esta forma, se logra un ahorro energético, "preservando al mismo tiempo los recursos naturales y reduciendo la cantidad de residuos depositados en vertedero".

HASTA AHORA NO HABÍA UNA SOLUCIÓN ADECUADA

   Tejedo ha explicado que en la actualidad no existe ninguna solución adecuada para el correcto tratamiento de los LCD, LED y plasmas, así como para los paneles fotovoltaicos fuera de uso. Los aparatos eléctricos y electrónicos, y más concretamente los televisores y monitores de LCD, plasma, LED son residuos producidos gracias a la inclusión de las nuevas tecnologías. "Pero, hoy por hoy, estos aparatos no disponen de métodos para su tratamiento", ha insistido.
   De la misma manera, la gran proliferación de los paneles fotovoltaicos para la generación de energía solar está generando un residuo que actualmente no dispone de soluciones para su adecuado tratamiento, lo que supone un problema desde el punto de vista medioambiental y de gestión de residuos para las empresas productoras e instaladoras que se espera solucionar con la puesta en marcha de este proyecto.
    En él participarán diversos agentes intervinientes en la gestión de esta clase de residuos como los Sistemas Integrados de Gestión (S.I.G), gestores de residuos y plantas de tratamiento especializadas y autorizadas. En este sentido, entre los integrantes del proyecto se encuentran entidades públicas y privadas de la Comunidad Valenciana, además de la Fundación belga Finnovaregio.
   En definitiva, Tejedo espera que el proyecto tenga como resultado la "disminución" de la utilización de recursos naturales para la elaboración de nuevos productos a través del reciclaje y la  "reutilización". La "reducción de la cantidad de residuos que tengan como destino el vertedero, así como la protección de la salud humana a través de la reducción de la exposición de sustancias peligrosas", ha destacado el director general.
   Según ha explicado el director general de Calidad Ambiental,  Vicente Tejedo, una delegación de la conselleria y representantes de las entidades que forman parte del proyecto se desplazaron a Bruselas para presentar el proyecto y su evolución al Comisario Europeo de energía, Günther Oettinger.
 
 
Bernature
" el mundo en tus manos"
 


lunes, 24 de junio de 2013

  Reciclar no es una moda, es una obligación
reciclaje
 
No importa donde vivamos, el proceso de reciclaje ya es casi obligatorio. Si no es una ley de la ciudad o un acuerdo del vecindario, reciclar es ya una obligación ciudadana. Los edificios en todo el mundo se están preocupando cada día más del proceso de reciclar y es por ello que en la basura podemos observar tres tanques de colores diferentes que señalan el tipo de basura: metal (sopas de lata, cervezas), papel (periódicos y revistas) y vidrio. Las escuelas imparten cátedras sobre el efecto de no reciclar y los beneficio s que obtenemos si lo hacemos. Pero el deber va mas allá. Nuestro trabajo, no remunerado, es concientizar a la gente sobre lo fácil que es reciclar. No queremos cansar a nadie con el tema, pero es indispensable para aliviar la presion sobre el planeta Plástico, papel y metal son los elementos más fáciles de separar. Es simple, separar vidrio, metal y verduras. Reciclar es un proceso químico, nosotros somos la primera línea. Cuando abrimos una lata de sopa, lo que debemos hacer es lavar la lata y ponerla en un contenedor diferente a donde tiramos el resto de los alimentos. La separación de basura, que es lo que si hacemos, sirve para que las empresas encargadas de reciclar hagan más fácil y rápido su trabajo. Los elementos orgánicos como el arroz, la carne y los vegetales se van por la cañería y se disuelven en el agua, pero los otros elementos tienen repercusiones desastrosas para el planeta. Las latas de gaseosas, el plástico de las bolsas y los metales de las latas de sopas son elementos que pueden ser utilizados una vez más, pero debemos nosotros dar el primer paso en la selección y separación.


Bernature
"el mundo en tus manos"
 
 
 
 
 
 

Recyclia recogió más de 3.000 toneladas de pilas en 2012


La plataforma de gestión de Sistemas Integrados de Gestión (SIG) Recyclia --que aglutina la labor de las fundaciones medioambientales Ecopilas, Ecofimática, Ecoasimelec y Tragamovil-- ha recogido un total de 3.007 toneladas de pilas usadas y 15.362 toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) utilizados en 2012, según muestran los datos auditados de la recogida y el reciclaje de pilas y de equipos usados durante el pasado año.
   Así, la plataforma ha señalado que se han vuelto a "incrementar" los ratios de toneladas retiradas de RAEE, en más de un 10 por ciento durante el pasado ejercicio; así como el ratio de pilas y baterías recicladas, alcanzando el 36 por ciento --respecto a las puestas en el mercado--; el índice de recuperación de materiales, que supera el 77 por ciento; y el incremento de puntos de recogida en toda España, con un total de 34.172.
   Concretamente, Recyclia ha recordado que el total de pilas y baterías recogidas en 2012 "supera ampliamente" la obligación del Real Decreto de pilas y acumuladores y la gestión ambiental de sus residuos, que fija como objetivo recoger de forma selectiva el equivalente al 25 por ciento de los productos que se ponen a la venta cada año.
   En este sentido, la entidad ha destacado que el crecimiento del número de productos recogidos y reciclados "se produce dentro del contexto de la actual crisis económica, que ha supuesto la reducción, en medio millón de toneladas, las unidades comercializadas de pilas y baterías en España".
   Respecto a la recogida de aparatos eléctricos y electrónicos, Recyclia ha expuesto que, desde Ecofimática, Ecoasimelec y Tragamovil, cerraron el pasado año con un crecimiento del 10 por ciento, a pesar de la coyuntura económica, que ha provocado un descenso de las ventas de material ofimático y de electrónica, del 15 por ciento. Además, ha subrayado que "con la retirada de las 15.362 toneladas de equipos usados, las fundaciones han superado en 2012 las 100.000 toneladas de residuos recogidos desde 2001".
   Por otro lado, ha apuntado que tanto Ecofimática como Ecoasimelec han conseguido un ratio medio de reciclado y recuperación de materiales que alcanza el 77 por ciento. "Este porcentaje demuestra la total trazabilidad y el correcto tratamiento medioambiental del cien por cien de los residuos gestionados, que se envían a plantas especializadas en su reciclaje y en la recuperación de las materias primas", ha expresado.


Bernature
"el mundo en tus manos"
 
 

 
 
 
 
 

viernes, 21 de junio de 2013

El uso de pañales de bebé genera al año más de 900.000 toneladas de residuos
Asimismo, el estudio recoge que los materiales con los que se elaboran los pañales convencionales tardan de 300 a 400 años en descomponerse, frente a los materiales biodegradables

El uso de pañales por un niño durante dos años y medio --un total de 5.400-- produce, a nivel de contaminación, más de una tonelada de residuos, mientras que la suma de lo que contaminan todos los bebés de España anualmente asciende a más de 900.000 toneladas, según revela un informe realizado por la marca de pañales biodegradables BioBaby.
   Asimismo, el estudio recoge que los materiales con los que se elaboran los pañales convencionales tardan de 300 a 400 años en descomponerse, frente a los materiales biodegradables, que lo hacen entre tres y seis años. En este sentido, expone que la diferencia entre unos y otros se debe a que los pañales convencionales contienen materiales derivados del petróleo que tardan de tres a cuatro siglos en descomponerse
    BioBaby ha señalado además que cuatro de cada cinco padres --el 85 por ciento-- desconoce el "efecto nocivo" que ejercen los pañales en el medio ambiente. Concretamente, el trabajo detalla que un 49 por ciento de los padres identifica la celulosa --material orgánico-- como el principal componente de los pañales y casi un 50 por ciento desconoce que el pañal contiene productos derivados del petróleo, como el polipropileno, polietileno, elásticos, adhesivos y plásticos, que son "altamente contaminantes".
 
 
Bernature
"el mundo en tus manos"
 
 

El 22% del papel fabricado en España es de origen certificado
Así, Aspapel ha calificado de "espectacular" el crecimiento en la certificación de este material y ha añadido que la producción de celulosa de mercado certificada alcanzó el 32 por ciento frente al 16 por ciento del ejercicio anterior, es decir, el doble.**
 
El 22 por ciento del papel fabricado en España en 2012 fue de origen certificado, un 15,5 por ciento más que el 7,7 por ciento de origen certificado del año anterior, según datos de la Memoria de Aspapel (la patronal del sector), que ha destacado que en este periodo se utilizó un 4 por ciento menos de agua en la fabricación que en 2011.
   Así, Aspapel ha calificado de "espectacular" el crecimiento en la certificación de este material y ha añadido que la producción de celulosa de mercado certificada alcanzó el 32 por ciento frente al 16 por ciento del ejercicio anterior, es decir, el doble.**   Además, Aspapel recuerda que el papel es "natural y renovable" pero, además, promueve la plantación y el cultivo de árboles, lo que genera empleo verde y contribuye a la absorción de CO2, por lo que ayuda a frenar el cambio climático.
   En total, España dispone de 465.000 hectáreas de plantaciones de árboles para papel, en las que trabajan 22.225 trabajadores (5.570 directos y 16.655 indirectos), según datos de 2012.
   Concretamente, estos cultivos albergan 29,6 millones de toneladas de CO2 equivalente, lo que representa un 8,3 por ciento más que en 2011. En la fabricación de papel en España se han utilizado 6,11 millones de metros cúbicos de madera, de la que el 80 por ciento era de origen nacional. En total, según Aspapel, el consumo de madera, igual que la producción de celulosa, ha experimentado un ligero descenso del 0,2 por ciento.
   Asimismo, a pesar de que la producción se mantiene estable, este ejercicio se ha necesitado un 4 por ciento menos de consumo de agua para fabricar el papel, lo que apunta a que el sector está introduciendo distintas medidas de eficiencia energética en el uso de agua y en la gestión de los residuos.
   Concretamente, sólo un 5 por ciento del agua que se utiliza en el proceso se consume y el 95 por ciento se devuelve al cauce o a la red, una vez depurada en las instalaciones del sector.
   Respecto a la gestión de los residuos, según la Memoria de Aspapel, en 2012 se valorizó el 72 por ciento de los residuos y el porcentaje de residuos que acabó en el vertedero se redujo un punto respecto al año anterior, y se sitúo en el 28 por ciento.
   La memoria revela un importante crecimiento de la valorización energética en la propia fábrica, ya que el 24 por ciento de los residuos totales de proceso se valorizan ya por esta vía (frente al 9 por ciento en 2011), superando ya el objetivo fijado para 2015 (20%).
   Asimismo, el informe añade que la valorización de residuos papeleros en la industria cerámica y cementera disminuye como consecuencia de la crisis, que se está haciendo sentir especialmente en los sectores relacionados con la construcción de vivienda y las obras públicas.
 
 
Bernature
"el mundo en tus manos"
 
 
 


jueves, 20 de junio de 2013

Hay que cambiar!
Consumimos más, de lo que la Tierra puede ofrecer.


 La actual crisis económica, aunque con características propias y una profundidad especial, forma parte de las crisis cíclicas del capitalismo, tiene una peculiaridad que la hace socialmente aún más grave y de mayor calado y de la que no encontraremos la salida sino somos conscientes de que se enmarca en una triple crisis: Energética, climática y de biodiversidad.
Deberíamos hablar por tanto de crisis socio-ecológica. No es un problema meramente ecológico si no un problema humano y por ello en lugar de hablar de gestión de recursos y residuos o de gestión de las crisis ambientales, hay que hacerlo de cambiar el modelo económico de producción, caminando hacia otro basado en la participación democrática de los ciudadanos y en la propiedad y gestión pública de recursos como el agua, la energía, el aire, el suelo y el medio natural, todos ellos recursos estratégicos. El sistema agro-urbano-industrial, imperante en la mayor parte del planeta tierra y expandiéndose hacia la ocupación total del mismo, ha traído consigo el uso y abuso de las energías no renovables, fundamentalmente petróleo y carbón.
Las señales de crisis son claras y no dejan dudas: calentamiento global, pérdida de suelo fértil, desertificación, hecatombe de la biodiversidad y contaminación y exceso de residuos; hechos que producen daños mucho más serios entre los más desfavorecidos ya que los efectos más indeseables del desarrollo capitalista se han exportado a los más débiles, tanto en el interior del primer mundo como en los países pobres, eufemísticamente denominados en “vías de desarrollo”.
La ideología de un progreso basado en el crecimiento y desarrollo económico que hemos convenido en denominar sostenible, promueve la falsa creencia de que podemos crecer indefinidamente dentro de una biosfera finita. Esta afirmación está sustentada en el supuesto de que el consumo de energía en la que se basa el actual sistema productivo, urbano, industrial y agrario, puede crecer indefinidamente porque sus límites pueden ser sobrepasados constantemente gracias a la tecnología y a los mercados, sin tener en cuenta algunas consideraciones como que las necesidades humanas básicas no son infinitas, que el llamado “desarrollo”, incluso con el apellido de sostenible no conduce a un estado de riqueza y bienestar o que las soluciones tecnológicas suelen traer consigo nuevos problemas y sobre todo más consumo, consecuencia de lo que se conoce como efecto rebote ya que actúan sobre las raíces del problema, sino sobre sus efectos. A ello habría que añadir por una parte, el argumento de que un crecimiento del PIB, calculado en datos puramente económicos, no significa más bienestar y, por supuesto, no mejora la distribución de la riqueza ni combate la pobreza. Un ejemplo claro es el de que un bosque en buena conservación natural, no genera PIB, mientras que su incendio hace aumentarlo por los servicios que conlleva su extinción o su repoblación. Además, ha quedado demostrado que el mercado es incapaz de asegurar sus propias condiciones de reproducción naturales y sociales, teniendo que recurrir para ello a la explotación de trabajadores y a la expoliación de recursos naturales. No nos engañemos, no se puede hacer frente la crisis socioecológica sin cambiar sustancialmente la estructura económica vigente, y esto conlleva inexorablemente, modificar nuestro estilo de vida.
El compromiso ambiental que no puede separarse del compromiso político; la vieja lucha por la igualdad, hoy tan vigente como nunca por la desigualdad y de la explotación a una escala universal, es importante que camine en busca de un modelo económico, social y territorial ecológicamente viable y socialmente justo e igualitario, ya que no sabemos si ya estamos cerca de sobrepasar un punto de no retorno que conduciría a que la vida en la tierra no sea viable.
Para que una “gestión racional de la relación el hombre con la naturaleza” pueda comenzar a convertirse en una realidad hay que ir avanzando en la reorganización de las estructuras económicas en una dirección social y ecológica que llegue a las propias raíces del sistema, lo que conducirá a la sustitución de sus estructuras por otras socialmente justas, políticamente democráticas y ecológicamente compatibles con la perpetuación de la vida en el planeta. Lo único que ocurre es que, hoy por hoy, en las circunstancias y condiciones objetivas actuales están lejos las viejas esperanzas de cambiar el mundo de golpe. Pero, esto no sólo no debe desanimarnos sino todo lo contrario, siendo realistas y conscientes de que muchas medidas que exigir, mucho camino que recorrer que ofrecen algo que los finales difícilmente podrán ofertar: una ilusión, una meta a la que llegar, una Ítaca a la que arribar.

Bernature
"el mundo en tus manos"
 
 

 
El efecto invernadero, la razón por la cual la tierra se calienta. Conócelo
 
efecto-invernadero_diarioecologia
El medio ambiente atmosférico actual se encuentra amenazado por tres problemas a gran escala, derivados más o menos directamente de la contaminación del aire.
Estos problemas son: el aumento de la concentración de dióxido de carbono CO2 y otros gases que conlleva el incremento de la temperatura por el llamado Efecto Invernadero; la destrucción de la capa de ozono, que origina un incremento de la radiación ultravioleta solar, muy nociva para los seres vivos y, finalmente, la lluvia acida, que produce daños importantísimos en los bosques, fauna piscícola de los ríos y lagos, monumentos de piedra, etc.
  El Dióxido de carbono se halla presente en la atmosfera terrestre en un porcentaje mínimo (0,035%), mientras que el oxigeno, por ejemplo lo está en un 21%.   El CO2, como ya se ha mencionado, tiene la capacidad de actuar como un condensador de calor. Hubo un tiempo en que la atmosfera de nuestro mundo era muy rica en este gas. Pero su precipitación (formación de los carbonatos) y la aparición de los seres orgánicos menguaron de manera drástica su presencia en la misma.   A partir del siglo XVIII, con la llegada de la revolución industrial, el CO2 no ha cesado de aumentar.
Hoy tenemos un 25% más de dióxido de carbono que el que había a comienzos del siglo pasado. La industria no hace sino devolver a la atmosfera un gas que un día estuvo en ella. Pero, el incremento del dióxido de carbono ya ha tenido sus consecuencias, pues la temperatura global en nuestros días ha aumentado dos grados.
  ¿Hay motivos para alarmarse? Si, pero tambien hay que tener presente que el contenido de dióxido de carbono en la atmosfera varia por motivos puramente naturales. Al comienzo de la primavera, el contenido de CO2 en la atmosfera es máximo y mínimo en otoño e invierno.   Además, debido a la menor extensión de las tierras emergidas, la diferencia entre el máximo y el mínimo es despreciable en el hemisferio sur. En el hemisferio norte esta diferencia es muy acusada y además, aumenta con la latitud, debido principalmente a los cambios estacionales.   También hemos de tener presente que la producción vegetal es el producto de la radiación solar incidente por la capacidad de conversión en materia orgánica (biomasa).
Esta capacidad de biomasa se ve potenciada por el aumento del dióxido de carbono, lo que a su vez tiende a reducir la presencia de este gas y a aumentar la del oxigeno, al tiempo que incrementa la del carbono orgánico y sedimentario. Pero ocurre que, debido al efecto invernadero, la temperatura del planeta se verá incrementada y ello dará lugar a un auge de la biomasa y de la respiración de los animales, con el consiguiente nuevo incremento del CO2.
  Como se ve, los efectos reales son alarmantes. Lo más saludable sería que todo ello conduzca a un ciclo de equilibrio industria- CO2 y formación de biomasa. Este problema podria quedar resuelto en un futuro mediante la adecuada gestión de la atmosfera, aplicación de energías limpias (eólica, fusión nuclear controlada, entre otras) y la puesta en marcha de nuevos recursos técnicos, como la superconductividad.


Bernature
"el mundo en tus manos"
 
 



lunes, 17 de junio de 2013


Día Mundial de Lucha contra la Desertificación

17 de junio

«No dejes que nuestro futuro se seque»

El agua dulce es valiosa. De toda el agua en la tierra, sólo el 2,5 por ciento es agua dulce. Y de toda esta agua dulce, sólo se puede usar menos del 1 por ciento para los ecosistemas y los seres humanos. Cuando la demanda de agua supera la oferta disponible, se traduce en escasez, lo que afecta particularmente a las zonas de tierras secas.

mapa de la desertificación

El objetivo del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación 2013 es concienciar al mundo de los riesgos de la sequía y la escasez de agua en las tierras secas y en otras partes del planeta y subrayar la importancia de mantener suelos saludables. Es parte de los objetivos del programa de Río+20 y del programa de desarrollo sostenible para después de 2015.
El lema de este año, «No dejes que nuestro futuro se seque», pide adoptar medidas para preparar y anticipar la escasez de agua, la desertificación y la sequía. La idea es que todos somos responsables de la conservación y del uso sostenible del agua y de la tierra. Existen soluciones a los graves problemas de escasez de recursos naturales y la degradación de las tierras no tiene por qué poner en peligro nuestro futuro.
En 1994, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 17 de junio como el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía (resolución 49/115) para fomentar la conciencia pública sobre el tema, así como también la puesta en acción de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD) en aquellos países afectados ya sea por graves sequías, por desertificación, o por ambas, en particular en África.


Bernature
"el mundo en tus manos"
 


 

 

viernes, 14 de junio de 2013

AMBILAMP y la Asociación Española de Recuperadores de Economía Social y Solidaria desarrollan acciones medioambientales conjuntas
Asimismo, el acuerdo contempla la instalación de contenedores de AMBILAMP para la recogida de residuos de lámparas- fluorescentes, bombillas de bajo consumo y leds retrofit- en los 25 centros adheridos de AERESS
 
AMBILAMP, Asociación para el Reciclaje de la iluminación, ha cerrado un acuerdo de colaboración con la Asociación Española de Recuperadores de Economía Social y Solidaria (AERESS) para la realización conjunta de acciones medioambientales y sociales de interés general.
  • AMBILAMP colaborará con la Asociación Española de Recuperadores de Economía Social y Solidaria (AERESS) para llevar a cabo, entre otras acciones, campañas de sensibilización y educación ambiental
  • Los centros adheridos de AERESS dispondrán de contenedores de AMBILAMP para la recogida de residuos de fluorescentes, bombillas de bajo consumo y leds retrofit
Asimismo, el acuerdo contempla la instalación de contenedores de AMBILAMP para la recogida de residuos de lámparas- fluorescentes, bombillas de bajo consumo y leds retrofit- en los 25 centros adheridos de AERESS ubicados en 6 Comunidades Autónomas (Asturias, Castilla y León, Cataluña, Valencia, Murcia y Baleares). Las acciones que desarrollarán AMBILAMP y AERESS incluyen campañas de sensibilización y educación ambiental y actividades para la promoción de la economía social y solidaria, para la inserción socio-laboral de colectivos en riesgo de exclusión de exclusión y para la lucha contra la pobreza. Todas estas acciones se realizarán a través de talleres, jornadas o seminarios, entre otros. En palabras de David Horcajada, Director de Marketing de AMBILAMP, la firma de este acuerdo se basa en “la colaboración con un organismo como AERESS que realiza acciones ambientales y sociales de interés general que van muy en la línea de las actividades de concienciación medioambiental que desarrolla AMBILAMP”.


Bernature
"el mundo en tus manos"
 
 

Fotocatálisis, la tecnología al servicio de la descontaminación




Que nadie se eche a temblar cuando escuche hablar de un proceso fotocatalítico o de una isla fotocatalítica o simplemente de eso, de catálisis, porque es una tecnología que no es nueva. Ya existe, pero no sabemos que está ahí. Se aplica desde hace tiempo en los procesos de blanqueamiento dental, a través de las pastas dentífricas o en los quirófanos de los hospitales para evitar al máximo cualquier tipo de suciedad o acumulación de partículas extrañas.
Japón está a la vanguardia en la utilización de este procedimiento, cuyo principal activo es el dióxido de titanio, aunque no es el único. El país nipón cuenta incluso con una universidad en la que consagran sus estudios a la fotocatálisis. Nuestros vecinos italianos y franceses, en este orden, también son pioneros. En el caso español, Madrid y Barcelona son las primeras ciudades que están experimentando esta tecnología para descontaminar calles, aceras y edificios. No es visible a nuestros ojos, pero sí tiene un impacto directo ya no solo en la calidad del aire sino en la salud de las personas.
David Almazán (AIF) explica a Más Sostenible en qué consiste la fotocatálisis y nos emplaza a la cita del próximo 20 de junio, día en que se celebra una jornada técnica sobre elementos constructivos descontaminantes. Esta cita organizada por la Asociación Ibérica de Fotocatálisis no solo busca  “dar a conocer la novedosa tecnología” para reducir la contaminación sino seguir trabajando como vienen haciendo desde hace un año para “investigar y descubrir aplicaciones superiores en este sentido”: autolimpieza, erradicación de olores y descontaminación orgánica en la ciudad.
El resultado de la fotocatálisis son “construcciones más limpias” gracias a la reducción de componentes contaminantes del tipo NOx, que enturbian la calidad del aire de ciudades como Madrid. Para conseguir que esta tecnología llegue a todos, la jornada técnica no solo estará abierta y con carácter gratuito a empresas, ingenieros y profesionales del sector sino al resto de las personas interesadas.
Además, para hacer del concepto algo más divulgativo y sencillo se explicará que este proceso se aplica “en aquellas urbes con un grado de polución elevado y donde tengamos la seguridad de que los niveles de radiación ultravioleta sean suficientes como para que se reduzcan los niveles de contaminación”. Las condiciones climáticas de casi todas las ciudades españolas permitirían desarrollar este proceso natural para el cual “se necesita un principio activo, que es el dióxido de titanio, una radiación UVA y que haya contaminación de gases NOx”, en gran proporción generados por el tráfico.
El proceso de fotocatálisis tiene lugar cuando se aplica sobre el pavimento, “muy cerca del foco que es el tubo de escape”, donde “mediante un proceso de oxidación reduce las concentraciones de NOx y las convierte en nitritos y nitratos” que se quedan adosados a la superficie del pavimento y “cuando llueve o se realizan tareas de baldeo, dichas sustancias acaban en las redes de pluviales”.
Esta tecnología la podemos aplicar a todos los revestimientos urbanos. En la construcción supondría una mayor inversión, pero a largo plazo saldría claramente más rentable, porque tendríamos que valorar el dinero que ahorramos a las arcas públicas por las enfermedades contraídas directamente por la contaminación del aire, por poner un sencillo ejemplo. Merece la pena apostar por la innovación tecnológica como solución a la contaminación.

Bernature
"el mundo en tus manos"
 
 
 

miércoles, 12 de junio de 2013

España recicla 7 de cada 10 envases domésticos

 
 
Share0        

Como fruto del buen trabajo de empresas, instituciones y consumidores y gracias a los 15 años que lleva en funcionamiento el Sistema Integrado de Gestión de Envases de Ecoembes, único sistema capaz de gestionar el 100% de los envases domésticos que hay en el mercado, España ha superado su porcentaje de reciclado de envases domésticos, alcanzando el 70,3%. Así lo indican los resultados 2012 que ha presentado Ecoembes.
Este porcentaje supone que en 2012 se reciclaron 1.199.775 toneladas de envases, lo que equivaldría a llenar 90 estadios de fútbol. Datos muy positivos puesto que significan que, a pesar del contexto de crisis, la tasa de reciclaje de envases creció 2 puntos porcentuales con respecto a 2011.
Desde que Ecoembes iniciara su actividad en 1998, se ha conseguido recuperar un total de 12,8 millones de toneladas de envases y se ha evitado la emisión a la atmósfera de 12,6 toneladas de CO2. Lo que significa haber pasado en década y media de reciclaje de envases del 4,8% al actual 70,3%. En ese tiempo los españoles han pasado de desconocer lo que era el reciclaje a superar con creces la media europea de recuperación de envases, con unas tasas de reciclaje 15 puntos por encima de los objetivos que establece la Unión Europea (55%). El éxito del modelo queda por tanto patente con estos datos.
El sector de las aguas envasadas y Aneabe como su interlocutor, se encuentran entre los agentes que contribuyen con sus esfuerzos a conseguir estos resultados. De hecho, la Asociación fue socia fundadora de Ecoembes, y siempre ha defendido que “la sostenibilidad medioambiental es una prioridad para las aguas envasadas”.
Óscar Martín, director general de Ecoembes, afirmaba que “estamos muy orgullosos del éxito alcanzado, que vuelve a demostrar que nuestro país está a la cabeza en Europa en materia de reciclaje de envases” pero que “queremos que la tasa de reciclaje siga aumentando de manera eficiente”. A su vez, quiso aprovechar la ocasión para agradecer la labor del ciudadano que “es el que, al separar en casa, hace posible este proceso de forma voluntaria y cívica y es el verdadero protagonista de estos logros”.
 
Seguro que tú estás entre estos protagonistas. Cuéntanos, ¿cómo separas en casa?
 
 
Bernature
"el mundo en tus manos"
 
 

 
 

 
 


Tratamiento de aguas residuales con microalgas       

Según un reciente estudio, las microalgas podrían ser capaces de depurar los residuos líquidos generados en la producción de aceite de oliva. El tratamiento de aguas residuales con microalgas es ya una realidad.
Microalgas
Las microalgas son organismos unicelulares que existen individualmente o en grupos y que en los últimos años han sido objeto de numerosas investigaciones científicas. A fin de cuentas, se estima que existen entre 200.000 y 800.000 especies distintas de las que únicamente se han descrito alrededor de 35.000.
Precisamente una de estas investigaciones, liderada desde la universidad de Granada, ha revelado el potencial que tienen estos organismos para el tratamiento de las aguas residuales. La empresa Biot, un spin-off del Departamento de Microbiología de la Universidad de Granada, apenas cuenta con cinco años de vida y ya ha llevado las riendas de este hallazgo junto a instituciones de otros cuatro países europeos (Portugal, Grecia, Italia y Alemania).
En concreto, las investigaciones de Biot se han dirigido a cómo las microalgas son capaces de depurar los residuos líquidos generados en la producción del aceite de oliva. No en vano, estos aceites son de los más contaminantes en la industria agroalimentaria.
Hasta la fecha, los productores de aceite, en su mayoría pequeños y medianos empresarios, se veían obligados a hacer frente a costes adicionales al depositar estas aguas en balsas de evaporación.
Gracias a Algatec, como se ha denominado al proyecto financiado por el Séptimo Programa Marco para la Investigación y el Desarrollo de la Unión Europea, es posible reciclar estas aguas. Para ello, se ha desarrollado un sistema biotecnológico basado en la acción de un conjunto de microalgas a través de fotobiorreactores que, gracias a su capacidad metabólica, capturan el CO2 atmosférico y la biodegradación de las sustancias contaminantes recalcitrantes del agua resultante del lavado de aceitunas.
De este modo, a partir de 2014 podría finalizar la segunda fase del proyecto y comenzarse la comercialización para su implantación en las almazaras, propiciando un nuevo modelo de producción “rentable, eficiente y sostenible” que, además, eliminaría las costosas balsas de evaporación. Además, el agua podría volver a reutilizarse, algo que no es baladí considerando que se necesitan en torno a 50 litros de agua potable para lavar 100 kilogramos de aceitunas.
No es la primera vez que las microalgas se sitúan en primera línea del cuidado del medio ambiente: otra universidad andaluza, esta vez la de Almería, está desarrollando el proyecto Captura mediante el cual persigue el desarrollo de biodiésel a partir de las microalgas, aprovechando su alta eficiencia en la fijación de CO2 convirtiéndolo en biomasa.
En esta misma línea, la Agencia Andaluza de la Energía también está impulsando el proyecto CO2Algaefix, que investiga el aprovechamiento de gases de combustión o CO2 para producir energía a través de microalgas. Mediante la creación de un prototipo de biorreactor vertical plano (conocido como jaula-bolsa) no sólo se podría optimizar la eficiencia de captación de CO2 para su transformación en biomasa y energía sino, además, evitar la emisión anual de 200 toneladas de dióxido de carbono, es decir, el equivalente a lo que absorberían 34.000 árboles.
 
 
Bernature
"el mundo en tus manos"
 
 


Síguenos por email