miércoles, 10 de mayo de 2017


Cómo y por qué reciclar las pilas que consumimos


Los aparatos que utilizamos en nuestra vida cotidiana están llenos de pilas. Y éstas, ya sean de botón, cilíndricas, de petaca o las baterías de los teléfonos móviles son muy contaminantes debido a que contienen gran cantidad de mercuriocadmioplomo o zinc, todos ellos metales nocivos tanto para el medio ambiente como para la salud. Por eso es tan importante reciclarlas de manera correcta.
Cómo y por qué reciclar las pilas que consumimos

Por qué debemos reciclar las pilas

Si las pilas usadas las mezclamos con otros desechos acabarán en el mismo lugar, es decir,  en un vertedero común o incineradora, con lo que el mercurio y los otros metales pesados tóxicos pueden entrar en la cadena alimentaria y perjudicar al hombre, además del medio ambiente. Para hacernos una idea de su carga contaminante, una pila de mercurio puede contaminar 600.000 litros de agua y una alcalina 167.000 litros.
Estas cifras escenifican la necesidad de un correcto reciclaje que debe comenzar por depositarlas en los contenedores específicos, desde donde se trasladan a una planta específica donde se separen el mercurio de otros metales así como del resto de materiales que se utilizan en las pilas y que pueden ser reutilizados.

Dónde depositar las pilas usadas

Lo urgente es evitar consumir pilas pero hay que adquirir prácticas responsables con las que ya tenemos. Debemos evitar arrojarlas al suelo ya que sus elementos contaminantes se pueden filtrar a las napas de agua, por lo que debemos recopilarlas en recipientes apropiados, separarlas según su tipología para depositarlas como corresponde en los puntos de reciclaje.
En algunos países las botellas llenas de pilas se utilizan para rellenar las carreteras o se cubren de cemento aunque hay que elegir el envase en el que se guarden ya que el plástico se va desintegrando con el paso del tiempo. En gran parte de los comercios donde se venden aparatos que utilizan pilas existen contenedores recolectores de pilas. También se pueden depositar en los puntos limpios. Por otro lado, las pilas de origen industrial deben almacenarse en las empresas y tienen que separarse de otros residuos y no deben mezclarse con envoltorios de papel, plástico o cartón.

bernature
Consorcio del Reciclaje, S.L.

lunes, 13 de marzo de 2017

Aumenta la recogida de papel y cartón durante el 2016


Aumenta la recogida de papel y cartón durante el 2016
Según la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (ASPAPEL), la recogida de papel y cartón ha crecido por tercer año consecutivo y se sitúa muy cerca del máximo histórico situado en el 2008.

Es España es recoge y recicla el 71% del papel y cartón que se consume. El 20% del papel y cartón que se recoge se hace a través del contenedor azul; mediante la recogida puerta a puerta a establecimientos comerciales, oficinas y comercios; y a través de los puntos limpios. El otro 80% lo recogen operadores privados en grandes superficies de distribución como imprentas o industrias.

En el año 2016 se recogieron 4,7 millones de toneladas de papel y cartón y se reciclaron 5,2 millones de toneladas. Estos datos sitúan a España como un estado líder de la Unión Europea, ya que es el país que más papel recicla después de Alemania.

El 68% del papel y cartón que recicló la industria papelera provenía de la recogida selectiva en España, el 32% restante fue importado, principalmente a Francia y Portugal. La exportación de papel para reciclar recogido en España se destinó principalmente a China, incrementándose un 13,7% hasta la cifra record de 1,15 millones de toneladas. Debido a este volumen de exportación la industria española ha tenido que importar 1,6 millones de toneladas de papel y cartón para su abastecimiento.

Aspapel señala que la recogida y reciclaje generan riqueza y empleo sostenible España y que la correcta gestión de los residuos demuestran el compromiso del estado para hacer realidad la economía circular en Europa.

bernature 
CONSORCIO DEL RECICLAJE, S.L.

viernes, 10 de marzo de 2017

3º ANIVERSARIO

bernature

UN AÑO MAS!!!

Hoy estamos de celebración!!!!
El equipo de bernature quiere agradeceros todo el apoyo y confianza que habéis depositado en nuestra empresa.
Gracias a todos vosotros, vamos creciendo!!!
bernature
CONSORCIO DEL RECICLAJE, S.L.

jueves, 14 de julio de 2016

Ecofira 2016 confirma la participación de los grandes operadores de gestión de residuos

Los grandes operadores de recogida, gestión y tratamiento de residuos han confirmado su participación en la Feria Internacional de Soluciones Medioambientales, Ecofira 2016, que se celebra en las instalaciones de Feria Valencia los días 28 y 29 de septiembre.

Grupos como FCC, Vaersa y Fobesa - Fovasa se unen a operadores con una fuerte presencia en la Comunitat Valenciana como SAV, Ferrovial Servicios, Urbaser, Reciplasa, Recytech Iberia y Tetma en este certamen, en el que también estará presente la Generalitat, a través de la Conselleria de Medio Ambiente y Cambio Climático.

Una de las novedades respecto a la última edición será la participación de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), la matriz de uno de los primeros grupos europeos de servicios ciudadanos, presente en los sectores de los servicios medioambientales, el agua y las infraestructuras.

Ecofira ha informado en un comunicado de que como novedad también estará el Grupo Vaersa (Valenciana de Aprovechamiento Energético de Residuos, SA), empresa pública de la Generalitat que presta todo tipo de servicios relacionados con la gestión medioambiental.

Junto a ellos, regresan la división medioambiental del Grupo Gimeno denominada Fobesa y el estreno de Fovasa tras su reciente adquisición por este conglomerado castellonense.

Además, repetirá participación Ferrovial Servicios, una firma referente a escala internacional en la prestación eficiente de servicios urbanos y medioambientales y el mantenimiento de infraestructuras e instalaciones.

También destaca la firma Urbaser, cabecera del área de medio ambiente de ACS y que desarrolla sus actividades en torno a la limpieza viaria, recogida RSU, tratamiento, reciclaje y valorización energética, gestión energética integral, gestión de zonas verdes o gestión integral del ciclo del agua.

Se han sumado Sociedad Agricultores de la Vega (SAV), de notable implicación en la Comunitat Valenciana, así como Tetma, Técnicas y Tratamientos Medioambientales, una empresa del grupo Obinesa y que aborda la gestión integral del ciclo de los residuos, desde la recogida inicial hasta el tratamiento y valorización de los mismos.

Igualmente habrá expositores de Recytech Iberia, firma líder en los procedimientos de evaluación ambiental y asesora en lo relativo a las obligaciones derivadas de la legislación vigente en materia de residuos, así como recogida, clasificación y recuperación de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

En este segmento también participará la firma castellonense Reciplasa, una sociedad participada por diferentes ayuntamientos de la comarca de la Plana.

El Comité Organizador del certamen se ha reunido para sentar las bases de la próxima edición, con la presencia por primera vez del nuevo director general de Cambio Climático y Calidad Ambiental de la Generalitat, Joan Piquer, vicepresidente de esta feria.

Piquer ha recalcado la "importancia de Ecofira para la Comunitat Valenciana y el sector en general" y el "impulso" que se le da desde las instituciones para "generar un escaparate más atractivo, con más contenido y nuevos sectores".

El Comité abordó la necesidad de diversificar la oferta y los sectores presentes como el de maquinaria, proveedores, biomasa, gasificación o prevención de riesgos forestales y destacó que es una oportunidad para trasladar a la ciudadanía el cambio hacia una mayor conciencia medioambiental y gestión sostenible de los residuos.




CONSORCIO DEL RECICLAJE, S.L.

jueves, 26 de mayo de 2016

Nanofibras obtenidas de la paja de cereal para mejorar el papel reciclado


En el proceso continuo de reciclaje, el papel va perdiendo calidad. Sometidos a números ciclos de reutilización, las fibras de celulosa que lo componen se deterioran,mermando la calidad final del producto

Ahora, unas nanofibras de celulosa procedentes de la paja de trigo y obtenidas de forma experimental por investigadores de la Universidad de Córdoba (UCO) pueden servir en el mantenimiento de la calidad del papel reciclado

Los autores han analizado diferentes procedimientos para la consecución de estos nanomateriales y han estimado el porcentaje óptimo útil que puede tener aplicación directa en el campo industrial. Los investigadores de la UCO estudian la viabilidad de la paja de cereal en la fabricación de nanofibras de celulosa. Estas nanofibras de celulosa, añadidas en pequeñas cantidades, actúan como reforzante de las propiedades físicas del papel.

Los investigadores analizaron tres métodos para la obtención de las nanofibras procedentes de pasta celulósica de paja de trigo: por procedimientos mecánicos, enzimáticos y por oxidación TEMPO. El último es el más empleado en la actualidad en los laboratorios, pero tiene un inconveniente: el catalizador no es nada económico. 

En el trabajo de investigación se pudo observar que el método convencional es el más eficiente, pero el sistema mecánico abarataba significativamente la obtención de los nanomateriales. “Es como si usáramos para viajar un Panda en vez de un Mercedes, llegaríamos al mismo sitio, quizá un poco después, pero con un coche más barato”, sintetiza Alejandro Rodríguez Pascual, miembro del equipo investigador. La comparación no es gratuita. No en vano, el aparato que emplearon se llama como el oso blanquinegro.

Tras conocer qué procedimiento era más eficiente, los científicos evaluaron qué cantidad de nanofibras eran necesarias para obtener un papel de calidad. Aplicaron los materiales como refuerzo en el proceso de reciclaje y establecieron que incorporando un 3% se llegaba a un punto óptimo.

CONSORCIO DEL RECICLAJE,S.L.

martes, 17 de mayo de 2016

  • DÍA MUNDIAL DEL RECICLAJE 17 DE MAYO



    El 17 de mayo se celebra el Día Mundial del Reciclaje, una cita ineludible para recordar uno de los grandes problemas a los que se enfrenta nuestro planeta: la basura. La solución se resume en tres verbos: Reducir, Reutilizar y Reciclar.

    Durante años, este día ha servido para que muchos movimientos ecologistas de todo el mundo promuevan entre los ciudadanos la urgente necesidad de reducir los residuos. Un dato: cada ciudadano genera en promedio 1 Kg de basura al día, lo que origina 365 Kg al año. ¿Cómo combatir desde casa este problema? Con las tres erres ecológicas. Tres gestos tan sencillos como necesarios.

    Reducir. Esta acción implica disminuir el consumo de productos y embalajes. No comprar productos de plástico (por ejemplo, cubiertos y platos de plástico), y evitar alimentos con muchos embalajes (por ejemplo la fruta, mejor a granel que en paquetes) son dos buenos comienzos. Reducir la compra innecesaria de productos disminuye directamente la cantidad de residuos que generamos, y con ello nuestra huella ecológica.

    Reutilizar. Dar una nueva vida útil a las cosas que ya no nos sirven para su uso original antes de tirarlas a la basura. Podemos reutilizar botellas de plástico para crear adornos, cajas de cartón para hacer manualidades, maderas viejas para fabricar muebles, ropa vieja para crear colchas patchwork, etc. Además de conseguir nuevos productos, ayudamos al medio ambiente y nos ahorramos una buena cantidad de dinero.

    Reciclar. La gran mayoría de materiales que utilizamos pueden reciclarse. El vidrio, por ejemplo, puede reciclarse hasta 40 veces. También pueden reciclarse el papel, el cartón, los plásticos, los envases y los desechos orgánicos, entre otros. Los ciudadanos son el comienzo de una cadena de reciclaje que fabricará nuevos productos a partir de residuos. Sus ventajas son varias: evitamos el impacto ambiental que supone la eliminación de residuos y ayudamos a salvaguardar los recursos natural que se utilizarían para nuevos productos. Por ejemplo, la reutilización de una tonelada de papel salva la vida de 17 árboles.
  • CONSORCIO DEL RECICLAJE, S.L.

viernes, 12 de febrero de 2016

COMO SE HACE EL PAPE

El papel se fabrica con las fibras de celulosa que hay en la madera. Cuando esa fibra se utiliza por primera vez se llama fibra virgen y cuando a través del reciclaje la recuperamos y la volvemos a utilizar como materia prima para fabricación de papel la llamamos fibra reciclada. Pero en realidad se trata de la misma fibra en momentos diferentes de su ciclo de vida

LA CELULOSA

Partiendo de la madera, primero se separan las fibras (unidas por una especie de pegamento denominado lignina) “moliendo” la madera o disolviendo el pegamento con calor y productos químicos. Algo parecido a lo que hacen las avispas, que mastican la madera y hacen una pasta con la que construyen sus nidos de papel.

LA MÁQUINA DE HACER PAPEL

Para fabricar el papel, las fibras de celulosa -vírgenes o recicladas- se mezclan con agua en un gran recipiente llamado pulper, y esa mezcla pasa a la máquina papelera.

Resultado de imagen de FOTOGRAFIAS DE PULPER 

En la máquina, la mezcla de agua y fibras se coloca sobre una larga banda conducida por rodillos. A continuación se va retirando el agua por varios procedimientos: gravedad, vacío, presión y secado. Y finalmente obtenemos una enorme hoja de papel, que se enrolla para formar una bobina.

Resultado de imagen de fotografias fabrica de papel

Una moderna línea de producción de papel puede llegar a medir 200 metros de largo y ocupar un espacio tan grande como dos campos de fútbol. Tiene más potencia que 500 coches juntos. Tiene hasta 5.500 km de cables, 100 km de tuberías y cientos de válvulas. Es totalmente automática y se maneja con hasta 50 pantallas y teclados de ordenador. Cientos de sensores y escáneres de última generación se ocupan de los procesos de control.

 

EL RECICLAJE

Los productos papeleros, una vez utilizados, se recogen para reciclar a través de la recogida selectiva municipal(contenedor azul, puerta a puerta comercial y puntos limpios) y de la recogida  que realizan operadores privados en grandes superfícies de distribución, industrias, imprentas, etc.


Todo ese papel y cartón va a los almacenes de las empresas del sector de la recuperación donde recibe un tratamiento consistente en su clasificación, acondicionamiento y enfardado.

 

Finalmente, las fábricas papeleras compran ese papel y ese cartón y lo reciclan, utilizándolo como materia prima para fabricar papel y cartón reciclado.

El papel usado recuperado entra en la fábrica de papel por cintas transportadoras. Se mezcla con agua en el pulper y se agita. Las fibras de papel se separan de las grapas, plásticos... y pasan a la máquina papelera para convertirse en papel nuevo.

Consorcio del Reciclaje S.L.

Síguenos por email